Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Fiscal advierte a pandillas que han labrado su destrucción

Ayer en Usulután despidieron a jefe fiscal asesinado por maras

Fiscal advierte a pandillas que han labrado su destrucción

Fiscal advierte a pandillas que han labrado su destrucción

Fiscal advierte a pandillas que han labrado su destrucción

Con el asesinato del fiscal Andrés Ernesto Olivo las pandillas han sembrado la semilla de su destrucción, aseveró el fiscal general, Luis Martínez, en palabras en un cementerio de Usulután.

"Es un error enorme de estas cobardes pandillas terroristas, porque la violencia sin sentido va a durar muy poco y si van a seguir tendrán que entender que han sembrado la semilla de su propia destrucción y les aseguro que siempre contarán con un juicio justo al ser acusados en los Tribunales por sus crímenes", dijo con gran vehemencia, el fiscal general.

Afirmó que los fiscales y policías trabajan muy duro con el valor y energía para alcanzar los objetivos, al tiempo que aseguró, que juntos son lo suficientemente fuertes para darle al país lo que necesita.

"Los fiscales y policías escribimos una historia para vencer a estos cobardes pandilleros", dijo con indignación el fiscal Martínez, frente al féretro de su auxiliar, asesinado por pandilleros de la 18 cerca de su casa el sábado por la tarde.

"Solo el amor a la justicia que tiene en su corazón un fiscal lo capacita para defender la democracia", subrayó.

El fiscal Olivo ingresó a la Fiscalía como auxiliar en la unidad contra los delitos patrimoniales en 1999 y poco después se convirtió en el jefe de la unidad antihomicidios de la Fiscalía de Usulután, cargo que desempeñó hasta el día de su asesinato.

A sus 42 años de vida supo combinar su trabajo en busca del esclarecimiento del delito, ser un buen esposo, un padre ejemplar de tres jovencitos y su misión de conducir por el camino del bien a decenas de niños, adolescentes y jóvenes usulutecos.

Esta fue su última labor que el día de su muerte realizó el sábado, cuando regresaba de reunirse con un grupo de jóvenes que formaban parte de un coro que el formó, pues se habían preparado para cantar en la homilía dominical de la parroquia Santa Catarina de Alejandría, en Usulután.

Ayer desde las 2:00 de la tarde la parroquia de Usulután se comenzó a abarrotar de amistades, compañeros fiscales y del fiscal general, quienes habían llegado para acompañar a la familia doliente.

La misa de cuerpo presente fue desarrollada por el arzobispo de la diócesis de Usulután y todos los sacerdotes asignados a la Iglesia.

Al acto religioso también asistieron dos funcionarios de la Embajada de los Estados Unidos, quienes lamentaron el asesinato del fiscal Olivo, al tiempo que manifestaron que se solidarizaban con la familia doliente y que los embargaba el dolor por la muerte de un hermano aplicador de la justicia.

La misa duró cerca de dos horas casi el doble de lo establecido.

A las honras fúnebres también llegó el director de la sede de Medicina Legal de Usulután, quien afirmó que tuvo la suerte de trabajar muy de cerca con el fiscal Oliva de quien recordaba su esmero, diligencia y acuciosidad en su labor de investigación.

El subdirector de la Policía Nacional Civil, Howard Cotto también estuvo en el sepelio, quien señaló que las investigaciones del crimen del fiscal estaban bien avanzadas aunque no precisó la cantidad de detenidos.

Cotto garantizó que ni este hecho ni el de policías quedará impune. No confirmó la supuesta confabulación de las dos grandes pandillas para matar al fiscal Olivo.

Te interesa leer: Asesinan a jefe fiscal en Usulután

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación