Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Firmas para exigir el puesto policial

Jefes policiales se han comprometido a reinstalarlo y seguir con patrullajes y operatividad policial, según comerciantes

En los últimos días los agentes han ingresado colchonetas y remozado las zonas verdes. Foto/EDH/Lissette Lemus

En los últimos días los agentes han ingresado colchonetas y remozado las zonas verdes. Foto/EDH/Lissette Lemus

En los últimos días los agentes han ingresado colchonetas y remozado las zonas verdes. Foto/EDH/Lissette Lemus

Propietarios de pupuserías y negocios de los Planes de Renderos y pobladores de la zona sur de San Salvador expresaron en los últimos días su preocupación por el retiro del puesto policial del Sistema de Emergencias del 911.

Ante la intranquilidad, los afectados realizaron dos reuniones en un local de una pupusería de la zona. La primera se realizó el jueves 5 y la segunda el miércoles 10.

Los afectados citaron a las autoridades de la Policía para pedir explicación sobre el cambio.

En la última reunión estuvieron presentes dos jefes policiales y el representante del Cuerpo de Agentes Metropolitanos (CAM) de Panchimalco. Según los vecinos, uno era de la delegación policial de Panchimalco y el otro de toda la zona sur de San Salvador.

En las sesiones ambos oficiales aclararon a los comerciantes que el puesto policial no se ha ido del lugar y permanecerá en la zona en un tiempo indeterminado.

Sin embargo, los mismos propietarios de los negocios y fuentes policiales confirmaron a El Diario de Hoy que el Sistema de Emergencia del 911 ya no funcionaba en el lugar y se tenía planificado instalar un puesto de la Politur (Policía de Turismo).

Al consultarle la semana anterior al subdirector de la Policía Nacional Civil, Mauricio Ramírez Landaverde, negó que el puesto policial haya sido cerrado.

Un día después de que este periódico publicó el cierre del puesto policial, las autoridades ordenaron instalar de nuevo el rótulo frente a la casa en una de las zonas verdes. Antes estuvo tirado en la entrada de la subdelegación policial del 911.

Los ordenanzas de la corporación policial borraron parte del letrero donde se leía "subdelegación". Además han dado la orden de eliminar las bartolinas del puesto policial donde fue asesinado el testigo "Jaguar".

El martes y miércoles los trabajadores de la Policía han remozado la casa donde funcionaba el puesto policial.

Un equipo de este periódico corroboró que hay tareas de pintura y poda de árboles y plantas. Además había varias patrullas y agentes policiales en la zona.

La operatividad policial seguía como todos los días, según se constató.

El escenario de los últimos días en el puesto policial contrasta con el que existió antes del lunes pasado, cuando no había patrullas policiales y sólo estaban dos agentes custodiando la casa.

"Acá sólo habemos dos agentes custodiando la casa. Los demás se han ido al 911 de San Marcos", confirmó el agente policial.

Vecinos de la zona confirmaron que el martes pasado los agentes de la Policía entraron al puesto policial colchonetas y otros artículos.

"Nos han dicho que el puesto no va desaparecer del lugar. Hemos visto mucho movimiento de policías en los últimos días. Entendemos que no desaparecerá hasta nuevo aviso", dijo la fuente.

Los oficiales se comprometieron a seguir con los patrullajes en la zona turística y retenes estáticos en algunas colonias que son consideradas de alto índices delincuencial.

Además los jefes policiales aseguraron a los comerciantes que continuarán los patrullajes de la Unidad Antipandillas durante las noches.

Recolección de firmas

A pesar del compromiso de los dos jefes policiales, más de 200 comerciantes y vecinos tienen dudas sobre el funcionamiento de la Policía en el lugar, ya que los mismos agentes policiales les confirmaron que "ya no habría puesto policial en el lugar".

Es por eso que los afectados decidieron reunir decenas de firmas entre todos los habitantes de los Planes de Renderos para enviarlas al ministro de Seguridad y Justicia, David Munguía Payés, para que no mueva el puesto policial del lugar.

"Lo que buscamos es asegurar que no se vaya el puesto policial de este lugar. Hay mucho temor entre los vecinos que la delincuencia arrecie contra los propietarios de los negocios y los vecinos", expresó un comerciante de la zona.

Durante una reunión, un vecino expresó a los jefes policiales de un robo de un vehículo en la zona del hospital Saldaña y que tras poner la denuncia en el número 911 no fue atendido de inmediato, a pesar de estar el puesto policial a pocas cuadras.

El robo no fue corroborado por la Policía y el denunciante no dio características del vehículo.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación