Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

FGR pide reserva para escuchas telefónicas

En audiencia contra tres jueces Antimafia de San Miguel. Argumenta que hay información que si se publica puede obstaculizar proceso.

Audiencia, contra jueces

Por segundo día consecutivo se realizó la audiencia preliminar contra tres jueces antimafia de San Miguel por supuestos sobornos | Foto por Archivo

En el segundo día de la audiencia preliminar en contra de tres jueces antimafia de San Miguel que son acusados de recibir sobornos para favorecer a pandilleros y narcotraficantes, la Fiscalía pidió este martes al Juzgado Segundo de Instrucción de esa ciudad que ordene la reserva para las escuchas de las llamadas telefónicas que fueron intervenidas con orden judicial.

Con las intervenciones telefónicas, el Ministerio Público pretende demostrar que los jueces  habrían recibido dinero (soborno) para dejar en libertad a pandilleros y narcotraficantes, a pesar de pruebas existentes en su contra, según la Fiscalía.

Voceros de la institución  explicaron que la intención del Ministerio Público es garantizar que no se divulgue información confidencial que pueda obstaculizar el proceso judicial.  

Otras de las razones expuestas por los fiscales es evitar que se haga público el  lenguaje sexual utilizado en las conversaciones telefónicas, según las fuentes.

Los jueces procesados son Jorge González Guzmán, quien estaba al frente del Juzgado Antimafia de Instrucción; Enrique Alberto Beltrán, propietario del Tribunal Antimafia de Sentencia; y José Rodolfo Castillo Morales, suplente del tribunal de Sentencia.

Fuentes  judiciales  explicaron que durante el primer día de la audiencia, los fiscales hicieron un resumen de cuatro casos de los 12 por los que los jueces han sido llevados ante los tribunales de justicia.  Ayer, los fiscales continuaron exponiendo otros ocho hechos denunciados y en los cuales se habría favorecido a delincuentes.

Las fuentes explicaron que los fiscales hicieron una interpretación de la forma como se llamaba a los involucrados en las llamadas telefónicas que habrían sostenido los jueces con abogados y familiares de los acusados que salieron en libertad.

En las escuchas, los imputados utilizan además una serie de términos para poder referirse al dinero, las reuniones y a los jueces. Por ejemplo, a los jueces los identificaban como el primero o el de arriba, a las reuniones como canchas y al dinero le llamaban culebra.

Además se supone que en los audios se escuchan los alias de los delincuentes que supuestamente se vieron favorecidos con los fallos de los jueces.

Los fiscales acusan a González de haber participado en dos casos de sobornos, Castillo en cinco y Beltrán en otros cinco. Los defensores de los jueces pidieron que sean exonerados de los cargos por considerar que la acusación está basada en la declaración de un testigo con beneficios penales que no establece la participación de éstos en los delitos imputados.

Argumentan que se les violentó el derecho a la intimidad con las escuchas, porque hubo intervenciones que se hicieron sin que tuviesen la autorización judicial.  

Aseguraron que en la acusación fiscal no se establece como participaron cada uno de los tres jueces procesados en los 12 casos de soborno.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación