Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

FGR: infidelidad posible Móvil de ataque a dos mujeres

Fiscalía General informó que hay dos sospechosos detenidos por el ataque donde una murió y otra resultó herida

Entrada al cantón La Perla en Jicalapa, La Libertad, donde reside la familia del principal acusado. Foto EDH / Mauricio Cáceres

Entrada al cantón La Perla en Jicalapa, La Libertad, donde reside la familia del principal acusado. Foto EDH / Mauricio Cáceres

Entrada al cantón La Perla en Jicalapa, La Libertad, donde reside la familia del principal acusado. Foto EDH / Mauricio Cáceres

Una supuesta infidelidad de la mujer que resultó herida en el ataque registrado el lunes pasado en las afueras de Olocuilta y en el que murió una colombiana-estadounidense pudo haber provocado la ira de su esposo y que éste, al parecer, ordenara el asesinato de su cónyuge desde Estados Unidos, para lo cual acordaría entregarles más de 20 mil dólares a los sicarios.

Así lo reveló ayer la Fiscalía General de la República, contradiciendo la hipótesis que dio a conocer el ministro de Justicia y Seguridad Pública, David Munguía Payés, al relacionar el caso con narcotráfico.

En el hecho que se registró la madrugada del 1 de abril murió la colombiana estadounidense Ana Cristina Ramos, de 60 años, y resultó con heridas de bala la salvadoreña-estadounidense Suyapa del Carmen Villatoro, de 37.

Luego de tres días de investigaciones, la Fiscalía ordenó las capturas de dos sospechosos del ataque, uno de ellos José Elías Canesa Deleón, esposo de Suyapa del Carmen y a quien consideran como el presunto autor intelectual del ataque.

Canesa Deleón fue arrestado la noche del miércoles pasado en San Salvador.

El jefe fiscal en la zona oriental, German Arriaza, sostuvo que Canesa Deleón es acusado de haber ordenado el asesinato de su esposa Suyapa desde Nueva York, Estados Unidos, donde residía con sus cuatro hijos.

"Se establece que estamos ante un hecho con un móvil estrictamente pasional, dado que el esposo de Suyapa Villatoro, investiga y se da cuenta de que su esposa le había sido infiel, lo cual corrobora esa situación y por ello contrata los servicios de algunas personas para que cometieran este hecho delictivo tan atroz", declaró Arriaza.

También se encuentra capturado el conductor del vehículo que transportaba a las víctimas, pero, según Arriaza, será considerado como testigo protegido (recibirá beneficios penales por colaborar con la justicia) para que abone con más pruebas en contra de Canesa Deleón y de otros involucrados.

Horas antes de conocerse la versión de la Fiscalía General, el ministro de Justicia y Seguridad Pública, David Munguía Payés, aseguró que el ataque fue por encargo desde Estados Unidos porque "hay una relación con el narcotráfico, porque al menos uno de los cónyuges de una de las personas que resultó muerta y la otra herida ha tenido antecedentes por narcotráfico".

Los hechos...

Arriaza relató que Ana Ramos llegó el 26 de marzo a El Salvador por invitación de su amiga Suyapa, quien desde febrero pasado se encontraba en el país, aparentemente por los problemas con su esposo.

Agregó que las dos viajaron a Honduras entre el 28 y el 30 de marzo porque Ramos tenía que regresar el lunes pasado a Nueva York.

Ramos contrató a un conocido de Suyapa para que la llevara al aeropuerto internacional en Comalapa y a eso de las 4:30 de la madrugada, cuando se dirigían hacia la terminal aérea, la camioneta todoterreno que transportaba a las dos víctimas fue interceptada por al menos dos hombres que andaban con armas largas y cortas en el lugar conocido como La Cangrejera, La Libertad.

Al motorista lo bajaron y se llevaron a las dos mujeres en el mismo vehículo rumbo hacia San Salvador.

Una hora y media después, las autoridades policiales encuentran a las dos víctimas en el cantón Los Planes de las Delicias, en Olocuilta, La Paz. Ambas tenían heridas de bala en la cabeza.

Al inspeccionar los cuerpos, los policías se dan cuenta de que Suyapa todavía estaba con vida, por lo que de inmediato fue llevada a un centro hospitalario. Ramos había muerto.

Lo que llama la atención de las autoridades fiscales y policiales es por qué los delincuentes no se llevaron al conductor y no le hicieron daño. No obstante, el conductor llamó al 911 para dar aviso del hecho, pero aparentemente para tratar de desligarse del incidente.

Las investigaciones preliminares revelaron que las evidencias halladas dentro del vehículo apuntaban a que el motorista pudo haber tenido algún tipo de complicidad con los atacantes, por lo que al ser localizado es detenido como sospechoso del asesinato de Ramos y de lesionar a Suyapa.

Ya detenido, el conductor comienza a colaborar con la Fiscalía y proporciona información sobre el hecho que pudo haber sido determinante para la captura de Canesa Deleón.

Arriaza aseguró que Canesa Deleón, cuando se dio cuenta de que su esposa lo había engañado, comenzó a planear el asesinato y aprovechó que Ramos se encontraba en El Salvador.

El acusado pudo haber tenido información de que Ramos habría sido cómplice de la relación sentimental de su esposa, dijo el fiscal.

En las investigaciones del Ministerio Público se estableció que el esposo contactó vía telefónica con los sicarios desde su lugar de residencia en Nueva York, Estados Unidos.

Un conocido del acusado le proporcionó el número telefónico de un sujeto con quien acordó que les pagaría una cifra superior a los 20 mil dólares para que mataran a Suyapa y a Ramos, aprovechando que andaba de visita por el país.

Las investigaciones fiscales apuntan a que el imputado les envió un adelanto de dinero y luego les mandó varias remesas de dinero a los sicarios, cuyas cantidades no fueron reveladas por el jefe fiscal, aunque se limitó a decir que eran considerables.

Según Arriaza, las investigaciones no han terminado ya que todavía falta por identificar a los individuos que se supone fueron contratados para asesinar a las mujeres.

Los dos capturados serán acusados del asesinato de Ramos y del intento de homicidio de Suyapa.

"Coartada"

Arriaza explicó que se aprovechó que Canesa Deleón llegó hace dos días al país para capturarlo porque él es residente en Nueva York y además de ser salvadoreño tienen la nacionalidad estadounidense.

Canesa Deleón decidió viajar a El Salvador, supuestamente para simular que estaba preocupado por el atentado en contra de su esposa y la amiga de ella, según el jefe fiscal.

Además tenía la intención de retirar el cadáver de Ramos porque se supone que se lo llevaría a Nueva York, según el jefe fiscal.

El fiscal agregó que la acusación en contra del imputado está bien sustentada porque cuentan con bitácoras de las llamadas que habría realizado Canesa con los sicarios, pruebas documentales y videos que refuerzan la acusación en su contra.

La supuesta traición

Arriaza explicó que Suyapa le habría sido infiel a su esposo en Estados Unidos.

Contó que ella habría conocido a su amante en el negocio de alimentos que tiene su esposo en aquella ciudad estadounidense y decidieron entablar una relación.

"Su esposa conoce a un sujeto con el cual inician desde hace unos dos años una relación sentimental, inclusive era conocido y con un grado de colaboración de Ana Ramos", dijo Arriaza.

El fiscal agregó que "el compañero de vida de la señora se da cuenta de esa infidelidad y toma la decisión de contratar a unos sicarios para que la maten".

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación