Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

FBI investiga mortal ataque a salvadoreña

Fue asesinada en una tienda en Woodbridge, Virgina

Departamento de Policía del condado de Prince William y ahora el FBI buscan al responsable del asesinato de Glenda Marisol Coca Romero. Foto EDH / Tomas Guevara

Departamento de Policía del condado de Prince William y ahora el FBI buscan al responsable del asesinato de Glenda Marisol Coca Romero. Foto EDH / Tomas Guevara

Departamento de Policía del condado de Prince William y ahora el FBI buscan al responsable del asesinato de Glenda Marisol Coca Romero. Foto EDH / Tomas Guevara

El Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) se sumó a al Departamento de Policía del condado de Prince William para ayudar a esclarecer el atraco a la tienda Platanillos Grocery & Jewelry, en Woodbridge, Virginia, donde fue asesinada la salvadoreña Glenda Marisol Coca Romero, de 21 años.

El FBI anunció que aumentó a 11,000 dólares la recompensa para las personas que proporcionen información que lleve a la captura de los tres atacantes, que encapuchados con pasamontañas y vistiendo ropa oscura entraron justo a la hora del cierre de la tienda, a las 8:58 de la noche del viernes 21 de febrero, y se dirigieron directamente a las cajas para acertar los disparos contra sus víctimas.

La agencia federal ha proporcionado dos números de teléfono para recibir los reportes sobre sospechosos, estos son de la Oficina de Resolución de Crímenes: 703-670-3700 y 1866-411 TIPS.

El portavoz de la sede central de la Policía de Prince William, en la ciudad de Manassas, Jonathan Perok, hizo un resumen del atraco a la tienda salvadoreña, pero dijo que aún no hay un avance que pueda llevar a capturas.

Por su parte, el agente especial de la División Criminal del FBI en Washington, Michael McGarrity, comentó a El Diario de Hoy que la agencia federal se ha enrolado en la investigación por lo complejo del crimen, y no descartan un móvil más allá del robo.

Los hechores entraron en cuestión de segundos al establecimiento, dispararon contra las víctimas y escaparon con la misma prisa, como se aprecia en el video de la cámara de vigilancia que da hacia la puerta principal de la tienda.

Al preguntar al agente especial McGarrity si existe algún indicio sobre qué estructuras de crimen organizado estén detrás del hecho (pandillas u otros grupos) evitó responder y comentó que la Policía de Prince William tiene una unidad especial para dar seguimiento a esas estructuras, pero que no podía especular al respecto.

"No puedo hablar en este momento o especular sobre que este caso tenga una relación con actividades de pandillas como la MS-13, solo puedo decir que lo tomamos muy en serio en la costa este, y en concreto, en el norte de Virginia, trabajando muy de cerca con nuestros socios locales en Prince William, así como en el resto de Virginia con los grupos de trabajo, para investigar las pandillas, ya sean pandillas locales o transnacionales como la MS-13", dijo.

McGarrity aseguró que la presencia del FBI es común en casos de crímenes graves en establecimientos comerciales, como la tienda propiedad del empresario salvadoreño Elías Mejía, por haber intereses federales en juego. La MS-13 es considerada la segunda amenaza para la seguridad nacional de Estados Unidos, después del terrorismo.

"No tenemos nada todavía al respecto, ni raza ni edad, ellos entraron con el rostro cubierto y con ropa oscura; fue una acción muy rápida, lo del video es todo lo que tenemos por ahora para investigar", acotó Perok.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación