Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

FBI busca a salvadoreño por espiar a cibernautas

El organismo ofrece recompensa de $50 mil por Carlos Pérez Imputado vendía programa para descubrir a parejas infieles

Las autoridades sostienen que el compatriota inició su negocio en 2003 en California. Llegó a Estados Unidos con visa de turista y luego obtuvo una de estudiante. Foto EDH / CORTESÍA FBI

Las autoridades sostienen que el compatriota inició su negocio en 2003 en California. Llegó a Estados Unidos con visa de turista y luego obtuvo una de estudiante. Foto...

Las autoridades sostienen que el compatriota inició su negocio en 2003 en California. Llegó a Estados Unidos con visa de turista y luego obtuvo una de estudiante. Foto EDH / CORTESÍA FBI

El salvadoreño Carlos Enrique Pérez Melara, de 33 años, está entre los 10 más buscados por el Buró Federal de Investigaciones de Estados Unidos (FBI, por sus siglas en inglés), acusado de cometer crímenes cibernéticos en ese país.

Dicho organismo ofrece una recompensa de $50 mil a quien facilite información que ayude a dar con su paradero. Al sujeto se le señala de haber producido un programa espía que comercializó como una herramienta para detectar a las parejas infieles.

Este recurso electrónico, según las autoridades estadounidenses, interceptó ilegalmente, por varios meses, las comunicaciones privadas de "miles" de personas.

Pérez Melara, supuestamente administraba un sitio en Internet en el que ofrecía a sus clientes descubrir a parejas infieles con solo enviar un programa espía conocido en inglés como "spyware" disfrazado como una tarjeta electrónica de felicitación.

El FBI explicó que cuando el destinatario abría la tarjeta virtual activaba sin saberlo un programa llamado "Lover Spy" (Espía de Amantes) que se instalaba silenciosamente en su computadora. Después, enviaba a la persona que contrataba el servicio mensajes sobre contraseñas, páginas web visitadas y correos electrónicos que la persona que estaba siendo monitoreada había enviado.

Las investigaciones indican que el salvadoreño habría iniciado el negocio fraudulento en 2003 desde su lugar de residencia, en San Diego, California, donde se había radicado con una visa de turismo.

Posteriormente Pérez obtuvo una visa de estudiante mientras recibía unos cursos universitarios.

El tribunal federal del sur de California emitió en 2005 una orden de captura contra Carlos Enrique pero hasta la fecha no ha sido localizado. Las autoridades no descartan que él pueda estar viviendo en El Salvador.

Prófugo con rusos y paquistaníes

El salvadoreño de 33 años está en la lista de los 10 más buscados junto con el ruso Alexsey Belan, quien habría robado bases de datos de tres compañías estadounidenses de comercio electrónico.

Además, su conciudadano Andrey Taame presuntamente infectó con un programa malicioso más de cuatro millones de computadoras en un centenar de países, entre 2007 y 2011.

Las autoridades también acusan a los pakistaníes Farhan Arshad y Noor Aziz Udin de acceder ilegalmente a sistemas telefónicos empresariales que afectaron a más de 50 millones de personas entre 2008 y2012.

El FBI supone que ambos son parte de una red criminal que abarca Pakistán, Filipinas, Arabia Saudí, Suiza, España, Singapur, Italia y Malasia.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación