Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Fármaco era nocivo para recién nacidos

Se aplicaba en el Instituto Salvadoreño del Seguro Social

Los cinco magistrados de la Sala de lo Constitucional dirigieron audiencia. Fotos EDH / Jaime García

Los cinco magistrados de la Sala de lo Constitucional dirigieron audiencia. Fotos EDH / Jaime García

Los cinco magistrados de la Sala de lo Constitucional dirigieron audiencia. Fotos EDH / Jaime García

El doctor Carlos Flamenco esperó seis años para que su denuncia contra el medicamento Medizolan con alcohol bencílico fuera escuchada. Este medicamento se daba como sedante en neonatos con respiración asistida.

Ayer, cinco magistrados de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia realizaron una audiencia especial para que el neonatólogo Flamenco expusiera sus argumentos.

El galeno indicó que hace seis años, cuando laboraba para el Seguro Social, denunció que dicho medicamento era nocivo para recién nacidos y alertó a dicha entidad, al Ministerio de Salud y al Consejo Nacional de Seguridad Pública. Sin embargo, dijo que su denuncia no fue atendida y el medicamento siguió siendo usado en los neonatos.

Les explicó a los magistrados que, pese a que el hospital de Niños Benjamín Bloom y hospital de Maternidad optaron por no seguir usando dicho medicamento, el ISSS hizo caso omiso. Flamenco dijo que fue hasta que la Organización Mundial de la Salud (OPS) confirmó el peligro del uso del medicamento que las autoridades de Salud decidieron quitar de uso ese fármaco.

El abogado de Fespad Omar Flores, quien acompaña legalmente al demandante, dijo que ante la pasividad del ISSS, el galeno presentó una demanda de amparo ante la Sala de lo Constitucional.

Flores dijo que la Sala de lo Constitucional admitió la demanda y esta ordenó que el medicamento fuera suspendido en su uso en 2009, pero el doctor Flamenco aseguró que el ISSS lo siguió utilizando hasta 2012.

El galeno sostuvo que el medicamento representaba un peligro para la salud de los neonatos y que supuestamente fue aplicado a al menos 139 recién nacidos.

"El doctor Flamenco trabajaba para el Seguro Social hasta el 2012, pero debido a que apoyó marchas blancas (de médicos), fue separado de su cargo", dijo Flores.

El Midazolam con alcohol bencílico es un sedante clasificado por la Administración de Alimentos y Fármacos (FDA por su siglas en inglés) en la categoría "D", es decir, de alto riesgo. Algunos estudios detallan el riesgo de que, tras serles administrado, los neonatos tengan hemorragias intracraneanas y retardo cognitivo.

Derecho vulnerado

Flores dijo que el derecho vulnerado es a la salud y las instituciones acusadas en el caso son las que fueron advertidas del peligro de usar el medicamento y no investigar el caso a profundidad.

Indicó que las entidades de Salud gubernamentales inobservaron protocolos nacionales e internacionales.

El abogado dijo que cada persona afectada puede promover una demanda de carácter civil a fin de que ser indemnizada. Flores dijo que en Panamá hubo nueve niños muertos y cuatro que quedaron afectados por el uso del medicamento referido.

Los magistrados de la Sala de lo Constitucional deberán emitir una resolución al respecto en los próximas semanas, según se informó.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación