Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Familias en Atiquizaya están optimistas con trámite de sus lotes

Aunque con préstamos, las familias de Los Planes en Atiquizaya, han instalado servicios vitales como agua y luz eléctrica.

Niños podrán jugar tranquilos en Los Planes, pues sus propiedades son legales. Foto EDH/Jaime López

Niños podrán jugar tranquilos en Los Planes, pues sus propiedades son legales. Foto EDH/Jaime López

Niños podrán jugar tranquilos en Los Planes, pues sus propiedades son legales. Foto EDH/Jaime López

Por lo cercano y lo accesible de la cuota de pago mensual , Miguel Ángel Marroquín y su esposa acordaron en 1999 comprar una parcela en la lotificación Los Planes, en cantón Iscasquilillo, en el municipio de Atiquizaya, Ahuachapán.

La familia Marroquín se comprometió con Jumbo a pagar 17 dólares por mes por un periodo de diez años. Pero tanta fue la alegría de aquella familia que en menos tiempo, en 2006, habían pagado la cuenta.

El optimismo de contar con una propiedad a su nombre también los motivó a construir en poco tiempo la vivienda, para no seguir alquilando más.

Todo iba bien hasta que supieron que los principales representantes de Jumbo habían caído presos por engañar a miles de salvadoreños con venta de terrenos en lugares no autorizados.

"Cuando supimos de la captura de los señores de Jumbo nos afligimos, porque temíamos perder lo que con tanto sacrificio habíamos comprado", afirmó una lotehabiente.

Además se empezó a rumorar que Jumbo estaba robando, relató una víctima.

El trato era que al año de haber pagado el lote, la lotificadora entregaría la escritura.

"Pero solo nos decían venga otro día o la otra semana y cuando llegábamos no nos tenían nada", explicó Salvadora. Agregó que algunos fiscales los invitaron a una reunión para informarles la situación legal de las lotificaciones Jumbo.

Pero nada de lo ofrecido había calado tan fuerte como cuando los invitaron a San Salvador recientemente, para entregarles la escritura de su propiedad.

"Nos dio una gran alegría porque ya es algo que va a ser de nosotros, valió la pena esperar, la gente nos decía que nunca íbamos a ser dueños de esto (el lote) pero nosotros decíamos que para Dios no había nada imposible y que todo se arreglaría", manifestó la señora con gran satisfacción.

La familia Marroquín no tenía más propiedad que el lote que habían comprado en la lotificación Los Planes donde han visto crecer y sacar adelante a sus hijos.

"Es lo único que tenemos para cubrirnos del agua y del sol", subrayó.

Ahora, la familia Marroquín al igual que los otros 16 vecinos, con su esfuerzo han logrado instalar el sistema de agua potable y la luz eléctrica.

Con la legalización, la alcaldía de Atiquizaya también ha anunciado que hará obras de bien social en la zona.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación