Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Familia no fue plagiada, huyó por las pandillas

Una falsa denuncia a la Policía obligó a la corporación policial a realizar operativo que incluyó dos helicópteros

Policías en la casa de la familia que en un principio se dijo que habían sido secuestrada en las afueras de Huizúcar. Foto EDH / Miguel Villalta.

Policías en la casa de la familia que en un principio se dijo que habían sido secuestrada en las afueras de Huizúcar. Foto EDH / Miguel Villalta.

Policías en la casa de la familia que en un principio se dijo que habían sido secuestrada en las afueras de Huizúcar. Foto EDH / Miguel Villalta.

Los cuatro integrantes de la familia que supuestamente habían sido secuestrados por pandilleros, según la denuncia a la Policía, resultó ser falsa alarma, pero ellos abandonaron su vivienda porque habían sido extorsionados por los pandilleros.

El jefe de la región Central de la Policía comisionado Ciro Barrera confirmó que después de una intensa búsqueda de las supuestas víctimas se pudo verificar que estas estaban en la casa de unos parientes en la zona Paracentral del país.

"Una falsa información que nos dio la familia hizo que se hiciera un operativo de búsqueda de estas personas, pero al final se pudo establecer que estaban sanas y salvas con otros familiares", dijo Barrera.

El jefe policial confirmó que la familia estaba siendo extorsionada por pandilleros por lo que tuvieron miedo y mejor decidieron abandonar su casa situada en el caserío El Chumpe, cantón Nazaret de Huizúcar, La Libertad.

Otras fuentes de la Policía aseguraron que las víctimas recibieron una llamada al celular de uno de ellos donde les exigían 500 dólares o de lo contrario corrían el riesgo de ser asesinados.

Los pandilleros les advirtieron que el dinero tenía que ser entregado a la 1:00 de la tarde de ese día. La familia es de escasos recursos económicos y no tienen la capacidad de poder recaudar esa cifra de dinero, explicaron.

Sin embargo, la Policía recibió la denuncia, supuestamente de una joven que aseguraba de que cuatro miembros de esa familia habían sido plagiados por pandilleros que operan en el sector de donde viven.

Como supuestamente se trataba de un secuestro masivo, las autoridades policiales optaron por realizar un operativo de búsqueda de los supuestos secuestradores en medio de la zona boscosa entre Huizúcar y Nuevo Cuscatlán. El operativo incluyó dos helicópteros policiales y cinco equipos del Grupo de Reacción Policial (GRP) más policías de los puestos aledaños.

Después de la intensa búsqueda, la Policía pudo contactar vía telefónica con algunas de las víctimas quienes manifestaron que estaban sanas y salvas, pero en distintas casas de unos parientes.

Las personas que tuvieron que salir del cantón Nazaret por razones de seguridad son Melesio M., de 35 años; sus hijos José Ángel C., de 22; Mirna Patricia, de 19; y su sobrina María Grisel, de 17. Esta última supuestamente se encuentra embarazada, según sus familiares. José Ángel, un supuesto pandillero, salió del penal de Mariona hace 15 días, según parientes, quienes negaron que sea marero.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación