Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Caso jesuitas

Familares de exmilitares: "Procurador es creador de lío jurídico"

Las familias de los militares que aún no han sido arrestados se sienten amenazados y acosadas por la Policía, aseguraron.

Familares de exmilitares: "Procurador es creador de lío jurídico"

Foto cortesía

Lisandro Quintanilla, abogado defensor de los militares reclamados por España por el caso Jesuitas, aseguró esta mañana en la entrevista Frente a Frente de la Telecorporación Salvadoreña (TCS) que el procurador de los Derechos Humanos David Morales ha sido el "creador de todo este lío jurídico" en referencia a las nuevas órdenes de captura que ha emitido el juez español Eloy Velasco en contra de 17 militares salvadoreños.

Explicó que Morales emitió una resolución a finales del año pasado y en la que usurpó atribuciones que no le correspondían, y en la que establece violaciones a derechos fundamentales de las víctimas, cuando la Corte Suprema de Justicia (CSJ) en mayo del 2012 deniega la extradición a España. 

Quintanilla aseguró que el procurador Morales estableció en la resolución que los "juicios son irregulares", tanto el de 1991 en el que hubo dos condenas como el del año 2000 en el que se emitió una exoneración de los cargos porque ya se había extinguido el tiempo para ser juzgado. 

Cuestionó al procurador Morales por el hecho de que, según él, se "está entrometiendo en una discusión donde a él no le compete" y deja de lado su papel de defensor de los derechos humanos a favor de los salvadoreños que son víctimas de la violencia. "Está totalmente ausente haciendo labor de derechos humanos de los salvadoreños en todo este tema de la criminalidad, pero en el caso jesuitas ahí está presente, maximizando los asesinatos, pero creo que instrumentalizándolos para fines que solo él puede dar a la población", dijo Quintanilla.

Agregó que cuando el procurador señala que los juicios fueron irregulares, eso motivó al juez Velasco a ratificar las órdenes de captura de los 17 militares para que sean juzgados en España por las muertes de los sacerdotes jesuitas y sus dos colaboradoras.

Juan Zepeda, hijo del general Orlando Zepeda, dijo que las familias de los militares que aún no han sido arrestados se sienten amenazados y acosadas por la Policía porque llegan con frecuencia a preguntar si se encuentran sus parientes. En ese sentido, Zepeda le pidió a la Corte Suprema de Justicia que haga respetar su sentencia en la que deniega la extradición de los militares salvadoreños, ratificándola al resolver los recursos de habeas corpus que se encuentran en estudio.

Carlos Guzmán Segovia, hijo del coronel Carlos Guzmán Aguilar, sostuvo que lucharán con todos los medios legales posibles para evitar de que sus parientes sean extraditados y de ser posible van acudir a las instancias internacionales para hacer valer los derechos de sus familiares. "Nuestros padres no son prófugos, ellos son libres porque la Corte así lo decidio cuando rechazó la extradición", dijo Guzmán Segovia.

El abogado Quintanilla aseguró que el caso Jesuitas no entra dentro de los delitos de lesa humanidad ni tampoco se puede considerar que sea imprescriptible, o sea que no expira el tiempo para ejercer la acción penal.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación