Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Falta saber dónde irían recursos de Alianza para la Prosperidad en el país

Olson dijo que dado el historial de corrupción es prioritario que antes de dar los fondos esté disponible la lista de qué comunidades serían beneficiadas

Según el director de Seguridad en América Latina del Woodrow Wilson Center, Eric Olson, deben plantearse los programas y beneficiarios de la ayuda.

Según el director de Seguridad en América Latina del Woodrow Wilson Center, Eric Olson, deben plantearse los programas y beneficiarios de la ayuda.

Según el director de Seguridad en América Latina del Woodrow Wilson Center, Eric Olson, deben plantearse los programas y beneficiarios de la ayuda.

La grave situación de inseguridad ciudadana que atraviesan El Salvador, Honduras y Guatemala, países considerados para el Plan Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte de Centroamérica, que en parte financiaría Estados Unidos si surte efecto la petición al Congreso del presidente Barack Obama, quien ha pedido 1 mil millones de dólares para apoyar a estos países fue uno de los puntos de discusión de una panel de expertos realizada en la Oficina de Asuntos Latinos de Washington (WOLA), la tarde del miércoles.

Ante la crisis de violencia que castiga de manera similar a los tres países, pero con sus propios matices para cada uno, la analista en Seguridad Ciudadana de la institución anfitriona, Adriana Beltrán, aseguró que es prioritario que en Estados Unidos se comprenda mejor la problemática con todas sus variables, para poder canalizar insumos de apoyo a los países.

"En El Salvador donde el gobierno ha creado una policía comunitaria para prevenir el crimen y la violencia, pero ésta se ha recrudecido con los homicidios en los calles; en Honduras se ha transformado la Policía y se ha cambiado a un enfoque militar, estos son algunos asuntos delicados para discutir", razonó.

José Miguel Cruz, académico de la Universidad Internacional de Florida y director del Kimberly Green para Latinoamérica y El Caribe (LACC), delineó algunos aspectos históricos sobre el abordaje del problema de pandillas e inseguridad ciudadana en El Salvador y las consecuencias que las fallidas políticas públicas han tenido con el recrudecimiento de la violencia y los homicidios.

Por su parte, el director asociado del programa para América Latina del Centro Woodrow Wilson, Eric Olson, quien realizó una visita de campo en días recientes a Honduras, mostró algunos preocupaciones que son comunes en los tres países, como el enfoque de encomendar la seguridad ciudadana al Ejército sin claras líneas de hasta dónde y qué facultades tendrían las instancias castrenses.

Olson reconoció que Honduras ha ido bajando poco a poco los homicidios y también se ha incrementado la detención de cargamentos de droga por avionetas interceptadas antes de tocar suelo hondureño. Los cárteles del narcotráfico en la franja atlántica del país además de las temidas pandillas son la principal preocupación de la ciudadanía de Honduras.

También Olson destacó que al estar en discusión la donación del billón de dólares que ha propuesto Estados Unidos para apoyar a la región, y dado el historial de corrupción y de algunas fallas estructurales para encaminar estrategias, sería prioritario que antes de soltar los fondos por parte de Estados Unidos esté disponible la lista completa de qué comunidades serían beneficiadas y con qué tipo de programas buscaría recuperarlas el Plan Alianza para la Prosperidad.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación