Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Exseleccionados operaban en estructura, afirma la Fiscalía

Juez ordenó la captura de Marvin González y del extranjero Gaye Alassane

Exseleccionados operaban en estructura, afirma la Fiscalía

Exseleccionados operaban en estructura, afirma la Fiscalía

Exseleccionados operaban en estructura, afirma la Fiscalía

Aunque las acusaciones son graves, los exmiembros de la Selección Nacional de Fútbol se mostraron ayer serenos, con andar pausado y sin emitir comentario alguno a su llegada al Juzgado 5o. de Instrucción de San Salvador.

De once exjugadores acusados de complicidad en el delito de lavado de dinero y asociaciones ilícitas por presuntamente amañar partidos de la selección para favorecer a apostadores y cobrar dinero, solo nueve llegaron puntuales a la cita judicial.

Cuando el juez leyó los nombres de los exseleccionados presentes, faltó Marvin González y uno de los presuntos amañadores de nombre Gaye Alassane.

"En estos momentos ordeno la captura de estos imputados", dijo con temple el juzgador y añadió que a partir de ese momento el proceso penal en su contra era separado para iniciar un nuevo.

Los demás exseleccionados que llegaron a la audiencia son: Miguel Ángel Montes, Dagoberto Portillo, Dennis Alas, José Mardoqueo Henríquez, Ramón Alfredo Sánchez, Darwin Doronis Bonilla, William Osael Romero, José Miguel Granadino y Carlos Romeo Monteagudo.

En el caso de Christian Castillo, se hizo presente su abogado defensor, alegando que su cliente estaba fuera del país atendiendo compromisos.

También llegaron los extranjeros acusados de ser los supuestos amañadores, Yaser Alejandro Arauz y Armando José Collado.

El primero en tomar la palabra fue el fiscal Julio Zamora, quien dijo que ratificaban la acusación contra los exseleccionados por los delitos de caso especial de encubrimiento de lavado de dinero y asociaciones ilícitas.

Explicó que las investigaciones determinaron que "habían jugadores que habían sido tocados por los tentáculos de la corrupción".

Indicó que inicialmente recibieron de "regalo" 2 mil dólares por parte de los amañadores, para que posteriormente estuvieran de acuerdo en perder partidos a conveniencia de apostadores.

Sostuvo que han determinado que en los cuatro partidos señalados como amañados hubo participación de los imputados.

"Presentamos una estructura, ya que es la misma forma de operar en todos los casos", dijo el fiscal en su exposición ante el tribunal.

Agregó que "dentro de esta maraña aparecieron los extranjeros".

Forma de operar

Según la tesis fiscal, los extranjeros se encargaban de contactar a Dennis Alas, Miguel Ángel Montes y José Mardoqueo Henríquez para plantearles la forma en que se realizarían los amaños y la forma en que se pagarían.

Añadió el fiscal que estos tres jugadores se encargaban de buscar a los otros involucrados para "comprarles sus voluntades" a través de premios. "Aparentaban dar los mejor de sí, pero sólo lo aparentaban porque la realidad era perder partidos de fútbol", dijo el fiscal Zamora.

Ejemplificó que en el partido de la Selección Nacional de Fútbol contra el DC United, jugado el 19 de junio de 2010, se usaron hasta medios tecnológicos para llevar a cabo los delitos.

Indicó que usaron un IPAD para conectarse vía Skype y planificar los involucrados, tiempo y marcadores.

Zamora indicó que para sostener la acusación cuentan con declaraciones del expresidente de la Fesfut Carlos Méndez Flores y del jurídico, Fredy Lizama Martínez.

También con las declaraciones como testigos de otros exseleccionados como Erick Molina, Juan José Gómez, Eliseo Quintanilla y Rodolfo Zelaya, entre otros.

Otras de las pruebas con las que cuenta la Fiscalía, según Zamora, es lo extraído de cuatro teléfonos celulares confiscados a algunos de los acusados.

En uno de ellos, dijo Zamora, se extrajo una conversación entre Dennis Alas y Dagoberto Portillo, en la que se hallan mensajes comprometedores sobre la forma en que se contactarían a los involucrados, así como el pago.

El fiscal indicó que el delito de encubrimiento en el delito de lavado de dinero se configura porque al país entraron fuertes sumas de dinero que no fueron reportadas legalmente. Por ejemplo, dijo el fiscal, cuando se entregó a uno de los imputados 80 mil dólares y este lo reparte entre los demás involucrados.

Asimismo, porque se lucraron con los amaños y no lo denunciaron cuando sabían que era algo ilícito.

También dijo que el delito de asociaciones ilícitas se configura porque no actuaron solos y que fue la misma forma de operar en los casos de amaños de partidos denunciados.

Zamora cerró su participación pidiendo al tribunal que ordenara que los acusados fueran enjuiciados.

El abogado de Mardoqueo Henríquez, Oscar Luna, sostuvo que la Fiscalía no ha probado que se cometieron dichos delitos y agregó que no ha investigado a personeros de la Fesfut que salen nombrados en las investigaciones.

La abogada de Ramón Sánchez, otro de los acusados, añadió que la Fiscalía no investigó a Rodolfo Zelaya ni a Eliseo Quintanilla y eso hace incoherente la acusación.

Cuestionó que la Fiscalía sostenga que los acusados conformaban una estructura que operaba en partidos amañados.

La abogada de Montes, Reina Alvarado, dijo que la misma Fiscalía afirma que no halló "rastros del dinero, pero sí que fue repartido", por lo que no se explica como fundamenta el delito de lavado.

La audiencia seguirá hoy.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación