Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Exseleccionados de fútbol seguirán procesados pero en libertad

A los once futbolistas no se les impuso ninguna restricción judicial pese a que continuarán siendo investigados

Los imputados y sus abogados, momentos antes de escuchar la decisión judicial que resolvió que continúen siendo procesados pero en libertad, sin ninguna restricción. Fotos EDH / Jaime Anaya

Los imputados y sus abogados, momentos antes de escuchar la decisión judicial que resolvió que continúen siendo procesados pero en libertad, sin ninguna restricción. Fotos EDH / Jaime...

Los imputados y sus abogados, momentos antes de escuchar la decisión judicial que resolvió que continúen siendo procesados pero en libertad, sin ninguna restricción. Fotos EDH / Jaime Anaya

Los once exseleccionados salvadoreños a quienes la Fiscalía General de la República (FGR) les imputa el delito de encubrimiento de lavado de dinero, tras supuestamente recibir varios miles de dólares por perder partidos, continuarán siendo procesados pero en libertad, como lo han estado desde que iniciaron las investigaciones en su contra, según determinó el Juzgado 5o. de Paz de San Salvador.

El juez interino Miguel Ángel Umaña ordenó que se abra un proceso formal contra los 11 exmiembros de la selección mayor de fútbol.

"Es innecesario decretar la detención provisional", afirmó el juez al dar a conocer su fallo. En los rostros de los imputados y los de sus abogados se dibujaron sonrisas y se cruzaron miradas entre ellos, al escuchar al juzgador.

La acusación fiscal indica que la investigación contra los once salvadoreños y tres extranjeros, surgió a solicitud del apoderado general judicial de la Federación Salvadoreña de Fútbol Fredy Lizama, quien manifestó haber tenido conocimiento a través de noticias periodísticas de que algunos jugadores de la selección nacional de fútbol mayor habrían convenido con extranjeros dedicados al negocio de las apuestas, el permitir ser derrotados por determinadas cantidades de goles a cambio de recompensas económicas.

El 29 de agosto anterior, la FGR presentó la acusación contra los 14 acusados, quienes habrían participado en el amaño o arreglo de al menos seis partidos disputados entre los años 2010 y 2013.

A la audiencia inicial, que comenzó el pasado jueves y concluyó ayer por la tarde, se presentaron los acusados Dennis Alas, Dagoberto Portillo, Ramón Sánchez, Miguel Granadino y Romeo Monteagudo.

Considerando la comparecencia voluntaria a la audiencia inicial, el juez Umaña dijo que no les impondría ninguna restricción o medida.

De los acusados, Miguel Montes, Marvin González, Darwin Bonilla, Cristian Castillo, Osael Romero, y Mardoqueo Henríquez no se presentaron, pero el juez Amaya fue benevolente con ellos y, a diferencia de los cinco presentes, solo les impuso dos medidas: no visitar ciertos lugares (que especificará en su resolución) y no comunicarse de cualquier forma con los demás procesados.

Tres extranjeros ausentes

En este caso, la Fiscalía ha acusado también a tres extranjeros: Gaye Alasanne, un malí-singapurense, y Yaser Aráuz y Mauricio Collado, ambos de nacionalidad nicaragüense.

Alasanne, según la investigación fiscal, era el representante de la empresa Exclusive Sport, que habría hecho los pagos a los seleccionados.

Esa empresa fue fundada por Wilson Raj Perumal, de origen singapurense, y que actualmente se encuentra pagando una condena por amaño de partidos en el área centroamericana y el Caribe, según la Fiscalía.

Como ninguno de los tres se presentó a la audiencia, ni designaron abogado para que los representara, fueron separados del proceso contra los 11 exseleccionados y continúan en calidad de prófugos.

Desde el jueves anterior, los abogados de los futbolistas solicitaron al juez que cambiara el delito de encubrimiento de lavado de dinero a solo encubrimiento.

Sin embargo, el juez no accedió a esa petición por considera que había pruebas, aunque mínimas, de la posible comisión de ese delito, y que ese cambio de delito podría hacerse conforme la Fiscalía vaya desarrollando las investigaciones sobre el supuesto lavado de dinero.

Piden investigar a miembros de la Fesfut

Durante la audiencia inicial, varios defensores pidieron que la investigación se haga extensiva a miembros de la Federación Salvadoreña de Fútbol, por haber tomado dinero de los supuestos amañadores sin importarles su procedencia, indicaron.

De hecho, en la acusación fiscal se menciona a una persona que sirvió de intérprete a dos extranjeros, entre estos Allassane, durante una visita que hicieron a la Fesfut, durante la cual supuestamente le entregaron 30 mil dólares a esa entidad en concepto de "pago", por la representación de la selección salvadoreña durante un encuentro con una similar del área centroamericana.

Esa persona, de origen salvadoreño, es la misma que según documentos notariales era fundadora de una empresa que a mediados de la década anterior fue involucrada en lavado de dinero junto con un ciudadano de origen panameño.

Este último extranjero fue condenado a siete años de prisión por un tribunal salvadoreño, por el lavado de más de 13 millones de dólares que disfrazaba de remesas tanto para recibirlas mayormente desde Estados Unidos, como para reenviarlas a 21 países.

Sin embargo, a pocos años de haber sido condenado, el panameño fue enviado a su país para que cumpliera su condena en cárceles panameñas.

Contentos con la resolución

Ayer, al término de la audiencia, tanto abogados como imputados se mostraron satisfechos con la decisión judicial, aunque los exseleccionados se quejaron de que con la pena de carácter administrativo impuesta por la Fesfut, los habían dejado sin manera de ganarse el sustento de ellos y sus familias, al prohibirles jugar fútbol.

Los cinco imputados coincidieron en afirmar que "les habían amarrado las piernas", y de esa forma, les impedían trabajar como deportistas.

No obstante esas quejas, los exseleccionados se mostraron satisfechos y esperanzados de que al término del proceso judicial, quedará demostrada su inocencia.

Por su parte, la Fiscalía continuó sosteniendo que contra los imputados hay suficientes pruebas de que sí cometieron los delitos que les imputan.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación