Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Expresidente Flores seguirá en arresto domiciliar

La defensa insistió en que no hay pruebas ni testigos de cargo contra su cliente

Francisco Flores

La decisión del Juzgado Séptimo de Instrucción de San Salvador, sobre si el expresidente Francisco Guillermo Flores Pérez (1999-2004) debe ir a juicio, será conocida el próximo 3 de diciembre, según lo anunció ayer a media tarde el juez Miguel Ángel García Argüello.

Mientras tanto, Flores Pérez continuará en arresto domiciliario y vigilado por personal policial en su vivienda de la colonia San Benito.

La audiencia preliminar (previa a juicio) concluyó ayer por la tarde. Al exmandatario se le acusa de los delitos de peculado (aprovecharse de dineros públicos), enriquecimiento ilícito y desobediencia a la autoridad.

Este último delito, según la Fiscalía y un grupo de abogados querellantes (acusadores), es por no acudir al llamado que le hicieran diputados a la Asamblea Legislativa que investigaban el caso de donaciones de dinero hechas por China Taiwán.

Al final de la audiencia, el juez García Argüello dijo que tiene que analizar las 143 piezas (de 200 folios cada una) de las que consta el proceso judicial, para poder hacer un estudio integral desde el ámbito legal, analizando, además, las intervenciones de las partes en la audiencia.

También te puede interesar: Conoce a las personas clave que definen el futuro de Francisco Flores

Dimes y diretes entre la Fiscalía, defensa y querellantes

El jueves anterior, cuando comenzó la audiencia, un grupo de querellantes (acusadores particulares) pidió al juez del caso que le sumara a Flores el delito de lavado de dinero.

Por su parte, la Fiscalía si bien pidió que el proceso judicial pasara a la etapa de vista pública (juicio), solicitó al juez que no tomara en cuenta la petición de los querellantes en torno al lavado de dinero.

Ayer, básicamente, durante la continuación de la audiencia, los fiscales del caso y los querellantes se enfrascaron en discutir sobre las respectivas peticiones que cada uno había hecho el día anterior.

Lee además: Exmagistrado dice que existe ineficiencia de hechos en Caso Flores

Por su parte, los abogados defensores, entre los cuales destaca Edgar Morales Joya, insistieron en que ni la Fiscalía ni los querellantes tenían pruebas contundentes contra su defendido, por lo que volvieron a pedir al juez que liberara de cargos al exmandatario salvadoreño quien también volvió a reiterar que es inocente de los tres delitos que lo acusan.

Morales Joya sacó ventaja de la discusión entre la Fiscalía y los querellantes.

El jueves anterior, la defensa de Flores pidió al juez que dejara fuera del proceso judicial a los querellantes.

Ayer por la mañana, la abogada Bertha Deleón, del grupo de abogados querellantes, solicitó al juez que les permitiera continuar como parte en el proceso, pues, de lo contrario, el caso no llegaría a la etapa de juicio público, ya que la Fiscalía había hecho una precaria investigación para favorecer a Flores.

En una de sus intervenciones, Morales Joya le insistió al juez que los mismos querellantes habían admitido que la Fiscalía no tenía pruebas contundentes contra su defendido.

Pero ayer los querellantes fueron más allá al señalar que si el caso no pasaba a la próxima etapa del proceso judicial, sería responsabilidad de la Fiscalía General de la República.

En ese sentido, la abogada Deleón pidió al juez que el Fiscal General de la República, Luis Martínez, fuera investigado por los delitos de omisión en la investigación y por incumplimiento de deberes, igualmente pidió al juez que certificara todo el proceso judicial y que tal certificación la enviara a la Asamblea Legislativa.

Deleón dijo que la supuesta omisión en la investigación había sido para favorecer al exmandatario; incluso dijeron que la Fiscalía sería responsable de los resultados negativos que se obtuvieran en el proceso judicial.

Fiscal General llegó a la sala de audiencia

Minutos después de que la querella hiciera graves señalamientos, el Fiscal General, Luis Martínez entró a la sala de audiencias, acompañado por el recién juramentado Fiscal General Adjunto, el abogado Edgar Isaías Márquez Argueta.

La llegada de Luis Martínez causó un revuelo en la sala de audiencias, pues camarógrafos y fotógrafos se aglomeraron en torno de él.

Varios periodistas le preguntaron a qué se debía su presencia, pero el funcionario declinó responder, aunque éltiene que ver en los procesos por ser el titular del Ministerio Público.

El juez García tuvo que pedir a los periodistas que guardaran el orden en la sala para no interrumpir el curso de la audiencia. Para entonces, era el abogado Morales Joya quien rebatía los argumentos de la querella y de la Fiscalía.

Pasados unos cuantos minutos, al ver la insistencia de fotoperiodistas en fotografiar a Martínez, el juez García Argüello optó por interrumpir la audiencia. Amablemente dijo que otorgaba el receso para que los periodistas pudieran entrevistar al funcionario.

Luego de conversar con su equipo de fiscales y, aparentemente reprender a uno de ellos, el Fiscal Martínez contestó unas cuantas preguntas de periodistas sobre los señalamientos previos que había hecho el equipo de abogados querellantes.

El funcionario negó que se hubiera hecho una investigación deficiente o que se hubiera ocultado información con el propósito de favorecer a Francisco Flores.

Así también, dijo que no le preocupaba la solicitud de los querellantes de que el juez certificara el proceso judicial y lo enviara a la Asamblea Legislativa para que lo investigaran. “Ya lo han hecho antes”, dijo Martínez.  

Al final de la audiencia, Francisco Flores reiteró su inocencia y argumentó sus actuaciones que, según los querellantes eran constitutivos de delito. Por último, pidió al juez que le permitiera cuanto antes, someterse a una cirugía.

Además accedió a que la resolución se leyera sin que estuviera presente si en ese momento estuviera convaleciente de la intervención.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación