Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Exministro cumple condena de trabajo

Juan Miguel Bolaño Torres fue procesado en 2014 por dos delitos

Juan Miguel Bolaños

El exfuncionario fue capturado en agosto de 2014 y condenado por el delito de actos arbitrarios. | Foto por elsalv

Juan Miguel Bolaños Torres, exministro de Gobernación, quien fue condenado a tres años de prisión por el Tribunal 4° de Sentencia en el 2014, concluyó con su pena de realizar trabajo de utilidad pública en la zona occidental del país, según informó ayer el Juzgado 4° de Vigilancia Penitenciaria y Ejecución de la Pena.

De acuerdo con el tribunal, el castigo de Bolaños Torres fue sustituido por trabajos de utilidad pública debido a la penalidad del delito de actos arbitrarios.

El exfuncionario realizó  ocho horas semanales de trabajos en una parroquia de Santa Ana, asimismo colaboraba con actividades eclesiásticas en el mismo lugar.

El tiempo de trabajo fue establecido por la Ley de Vigilancia Penitenciaria.

El trabajo de utilidad pública fue ordenado cuando el proceso llegó a la Oficina Receptora y Distribuidora de Procesos, y procedió a asignarle al imputado una iglesia. 

El 12 de agosto de 2014, Bolaños Torres, quien fungió como ministro en la administración de Elías Antonio Saca, fue detenido junto a César Mauricio Pérez Avilés, exjefe de la Unidad de Adquisiciones y Contrataciones Institucionales (UACI), tras haber sido señalados de actos arbitrarios y cohecho impropio, en perjuicio de la administración pública y de Miguel Martell.

Para que las autoridades aseguraran su presencia al momento de la lectura del fallo, que fue emitido dos días después de la captura, tanto Bolaños Torres como Pérez Avilés estuvieron retenidos en la bartolinas del Centro Judicial Isidro Menéndez.

Según documentos judiciales, el 16 de abril de 2008, Bolaños adjudicó el servicio de mantenimiento preventivo y correctivo de los vehículos livianos de Gobernación a la empresa Martell S.A de C.V. por $209 mil 685.

Sin embargo, las investigaciones dictaminaron que el 24 de abril de 2008, el exfuncionario citó a una reunión al representante de la empresa ganadora para pedirle dinero para la campaña electoral y que cambio le iba adjudicar el proyecto. Como el representante se opuso, solo se le habría dado la mitad del contrato de mantenimiento.

Pérez Avilés fue condenado a tres años de prisión por pedir soborno y también realizaría trabajos de utilidad pública a cambio de la prisión.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación