Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Exdiputado Rivera Monge y su familia enviados a juicio por lavado de dinero

De acuerdo con la Fiscalía, Rivera sostuvo relaciones de negocios con Jorge Ernesto Ulloa Sibrián, señalado como cabecilla de banda criminal.

Exdiputado por Chalatenango

La vista pública para los imputados todavía no ha sido programada.  | Foto por Mauricio Cáceres

El Juzgado 9º de Instrucción de San Salvador envió a juicio al exdiputado suplente por Chalatenango, Wilber Rivera Monge, su esposa,  Aremis Leonor Sifontes Meléndez y su hijo;  Wilber Alexander Rivera Sifontes,  por los delitos de lavado de dinero y activos, y agrupaciones ilícitas. 

Las investigaciones realizadas por la Fiscalía General  de la República (FGR),  determinaron que el exfuncionario y su familia no pudieron justificar el ingreso de unos $10 millones. 

Además, en la etapa preliminar del proceso, el Ministerio Público, a través documentos y testimonios,  logró establecer la relación directa entre Rivera Monge con Jorge Ernesto Ulloa Sibrián (a) Repollo, quien dirigía una banda criminal que operaba a nivel nacional e internacional y cuya forma de obtener dinero era el narcotráfico. 

De acuerdo con las investigaciones, el exdiputado manejaba grandes cantidades de dinero  sin que existiese un sustento legal que las comprobase. 

Durante el tiempo que fue diputado suplente, basado en un documento remitido por la gerencia de Recursos Humanos de la Asamblea Legislativa, Rivera Monge devengaba salarios mensuales de $2,000.  Además, reportó como actividad laboral  una venta de automóviles y motocicletas, con la que, entre 2002 y 2011, tuvo un total de ingresos de un  millón 322 mil 628 dólares. 

Sin embargo, el imputado tenía tres cuentas bancarias en la que movilizó  7 millones 5 mil 228 dólares, y retiró  11 millones 853 mil 234 dólares, los retiros fueron realizados en efectivo.  Por lo anterior, la Fiscalía sostiene  que hubo irregularidades entre los fondos declarados ante el Ministerio de Hacienda y los de las cuentas del sistema financiero. 

Rivera Sifontes con cinco cuentas

La etapa preliminar del proceso dictaminó que Wilber Rivera Sifontes reportó ingresos sin justificar legalmente su procedencia. 

Abrió cinco cuentas de ahorro, donde  presentó un ingreso de 411 mil 141 dólares, más un depósito a plazos de $ 115 mil, que en total suman 525 mil 142 dólares. 

Los señalamientos de la existencia de lavado de dinero y agrupaciones ilícitas del Ministerio Público no se limitan ahí. Sifontes también adquirió inmuebles valorados en ciento 3 mil dólares, y compró 11 vehículos con un monto total de $110 mil.

Uno de los inmuebles estaba ubicado en un barrio de San Salvador y fue vendido por la cantidad de $25 a Lesly Leonor Ulloa (hija de Ulloa y testigo criteriado de la Fiscalía),  y a “Repollo”. 

Este por su parte la vendió a otra persona a $50 mil, quien se encargó de venderla de nuevo  a Rivera Monge por el precio de $ 7 mil. Una forma de negocio que fue descrita por testigos del caso como “rueda de caballos”. 

Arenis Leonor Sifontes, asimismo, tenía cinco cuentas bancarias sin que las investigaciones determinaran la forma de ingreso. Ella  justificó  que el dinero que manejaba era producto de su  salario  y  las ganancias del negocio de venta de autos de su esposo.

A nombre de ella estaban 26 inmuebles, valorados en $4 mil 214, y 37 vehículos por los cuales pagó $ 417 mil, según investigaciones. 

Por este mismo caso fueron procesados 28 sujetos, de ellos 13 fueron sobreseídos (puestos en libertad). 

Los demás enfrentarán juicio,  incluido Ulloa Sibrián, la fecha para este todavía no ha sido definida. Fiscalía señaló que analizarán la resolución emitida ayer  por la jueza. 

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación