Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Estudio de USAID: Programas preventivos vuelven más seguras a comunidades

Residentes perciben que hay menos crímenes en sus colonias y además hay más confianza en la Policía.

Banco Mundial y USAID instaron a gobiernos latinoamericanos a invertir en prevención. Foto EDH

Banco Mundial y USAID instaron a gobiernos latinoamericanos a invertir en prevención. Foto EDH

Banco Mundial y USAID instaron a gobiernos latinoamericanos a invertir en prevención. Foto EDH

Más del cincuenta por ciento de los residentes de las comunidades que son beneficiadas con programas de prevención de la violencia auspiciados por la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) se sienten más seguras porque perciben que hay menos crímenes y además le tienen más confianza a la Policía.

Esas son las conclusiones a la que llegó el primer estudio realizado por el Proyecto de Opinión Pública de América Latina de la Universidad de Vanderbilt.

El estudio que tuvo una duración de tres años se realizó en Honduras, Guatemala, El Salvador y Panamá; que constituye una de las regiones más violentas con las altas más altas de homicidios del mundo.

El estudio midió la percepción que tiene la gente sobre la seguridad ciudadana que existe en las comunidades donde viven, luego de impulsar programas preventivos de la criminalidad financiados por USAID.

De acuerdo a los resultados, el 51 por ciento de la población asegura que las extorsiones y los homicidios se han reducido en sus comunidades.

Además otro 35 por ciento de la gente destacó que evitaba circular por zonas de alto riesgo por temor a ser víctima de un hecho delictivo y y otro 25 por ciento de los encuestados sostuvo que ahora la venta de drogas se han reducido en sus colonias o comunidades.

Otro 19 por ciento del seguimiento poblacional entrevistado aseguró que los robos en el sector de residencia también han tenido una baja considerable; mientras que un 14 por ciento aseguró que menos jóvenes ingresaron a las pandillas.

También hubo un 18 por ciento de la población que apoya los esfuerzos de la prevención de la criminalidad y un 9 por ciento de la gente encuestada dijo que ahora le tenía más confianza a la Policía.

"Lo que demuestra que en las comunidades donde nosotros hemos invertido, hemos visto que las tasas de violencia han bajado mucho, y en las comunidades donde no estamos trabajando, las tasas de violencia han bajado muy poco y en algunos casos han aumentado", dijo Mark Feierstein, quien es el administrador de USAID.

Agregó que "eso demuestra que la prevención funciona, que si invertimos en juventud, si ofrecemos oportunidades de trabajo, si ofrecemos oportunidades de educación, eso ayuda a bajar la incidencia de violencia y el crimen".

Tomando como base el impacto de los programas preventivos impulsados por USAID en la reducción de la criminalidad en las comunidades, la USAID instó a los gobiernos centroamericanos, al sector privado, y a los organismos multilaterales para crear un solo frente con el propósito de replicar los modelos comunitarios de prevención que la agencia estadounidense en las comunidades con altos índices de crimen y violencia, en especial de las pandillas.

Recomienda que estos programas deben ir dirigidos s jóvenes con mayor riesgo de convertirse en delincuentes y pandilleros; así como impulsar planes de reinserción de expandilleros.

Además plantea la necesidad de impulsar un enfoque que integre tareas de cumplimiento de la ley con programas comunitarios de prevención.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación