Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Estafadores a prueba de bancos

Una mujer consiguió que un banco le diera 30 mil dólares en préstamo con documentación falsa

Mariela Torres de Álvarez acusada de estafa en perjuicio de una empresa aseguradora.

Mariela Torres de Álvarez acusada de estafa en perjuicio de una empresa aseguradora.

Mariela Torres de Álvarez acusada de estafa en perjuicio de una empresa aseguradora.

En las estafas ni las agencias bancarias y aseguradoras se salvan, actualmente Mariela Torres de Álvarez, de 35 años, es procesada por estafa agravada, uso y tenencia de documentos falsos en perjuicio de una empresa aseguradora.

Torres de Álvarez fue detenida por orden de la Fiscalía el 8 de mayo de 2014 en un supermercado del redondel Masferrer, en la colonia Escalón, tras existir evidencias que la incriminan en una estafa en perjuicio de una entidad financiera.

Días después, un Juzgado de Paz la dejó en libertad condicional a la mujer mientras se resuelve su caso.

Según el Ministerio Público el 13 de noviembre de 2012 la imputada acudió a una aseguradora a solicitar un crédito rotativo por 30 mil dólares que utilizaría como supuesto capital de trabajo, según habría asegurado Torres al ejecutivo.

La mujer se comprometió a pagar el dinero en tres años y como garantía ofreció un apartamento en condominio Residencial Maquilishuat, de la cual dijo ser la administradora única, propietaria y representante legal.

Con la garantía ofrecida, la financiera aprobó el préstamo y le entregó un cheque por la suma solicitada.

Luego de las investigaciones la Fiscalía descubrió que la credencial que presentaba Torres de la empresa que decía representar carecía de validez y supuestamente había sido falsificada.

La aseguradora pidió a la imputada que presentara la documentación que justificara la inversión generada por el préstamo, pero no cumplió.

El abogado defensor como solución al proceso intentó poner un apartamento del condominio de la Residencial Maquilishuat como garantía, pero no fue avalado.

El proceso contra Torres está fundamentado con testigos y peritajes de las autoridades en la que al parecer se demuestra el ilícito de la mujer.

Sin embargo, en seis ocasiones la audiencia preliminar en la que se determinaría su libertad o va a juicio, ha sido suspendida por incomparecencia de la mujer.

La última vez que se suspendió la audiencia fue el 29 de enero.

Estafa en iglesias

En otro caso, Jesús Adonay Quintanilla Rosales y Jacqueline Martínez son procesados por una estafa que asciende a 35 mil dólares en el Juzgado 2º de Instrucción.

Según la Fiscalía, la pareja ofrecía paquetes vacacionales al extranjero, especialmente a Estados Unidos y España.

De acuerdo con las investigaciones los esposos se hacían pasar como promotores de ventas de una agencia de viajes legalmente establecida, quienes llegaban a las iglesias evangélicas en su calidad de feligreses.

En esos lugares ubicaban a sus posibles víctimas, de quienes se aseguraban que tuvieran visas vigentes para viajar a Estados Unidos y España.

El Ministerio Público informó que las víctimas pagaban entre $1,300 y $1,500 por paquete vacacional a Estados Unidos y España, pero cuando los clientes iban por sus boletos, a las agencias adonde eran referidos, los ejecutivos les decían que esas personas no laboraban para la empresa y ahí descubrían que todo era un engaño.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación