Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Escasa vigilancia policial en puntos de asaltos

Policía asegura hacer lo que puede, pero reconoce que son insuficientes para la demanda

Delincuentes atacan en parejas, algunos con armas de fuego o de juguete. Se aprovechan de la falta de seguridad y de las largas colas, principalmente en horas de mayor tráfico como en la 79a. Avenida Norte y Paseo General Escalón. Foto EDH / René Qui

Delincuentes atacan en parejas, algunos con armas de fuego o de juguete. Se aprovechan de la falta de seguridad y de las largas colas, principalmente en horas de...

Delincuentes atacan en parejas, algunos con armas de fuego o de juguete. Se aprovechan de la falta de seguridad y de las largas colas, principalmente en horas de mayor tráfico como en la 79a. Avenida Norte y Paseo General Escalón. Foto EDH / René Quintanilla

La presencia policial en reconocidos puntos de asaltos de la zona metropolitana de San Salvador es casi nula, de la que se aprovechan los delincuentes que acechan a los automovilistas a cada minuto.

Un equipo de El Diario de Hoy realizó un recorrido ayer por alguno de los puntos que las personas han denunciado asaltos frecuentes.

Uno de esos lugares es el Rancho Navarra, situado en la intersección de la calle antigua a Huizúcar y la autopista a Comalapa.

Según los lugareños en ese sector se movilizan unos 15 sujetos a diferentes horas, quienes despojan de sus pertenencias a los conductores o acompañantes de éstos, durante el tiempo que cambia de color el semáforo.

Aseguran que todos los automovilistas corren riesgo en ese perímetro, pero más, los que van del centro de San Salvador con rumbo a Huizúcar, dado que el tiempo de cambio de luz roja a verde es más tardado.

Los hampones atacan en pareja y sus principales víctimas son aquellos que hablan por teléfonos celulares mientras llevan sus ventanas a bajo. Lo mismo sucede a los que van con sus laptops, tablet u otro dispositivo, así como joyas y dinero, explicó un vecino.

Estos hechos son más frecuentes entre 5:00 p.m. y 7:00 p.m., al igual que en las mañanas de 7:00 a.m. a 8:30 am; y al mediodía.

Un lugareño afirmó que la delincuencia se aprovecha de las grandes colas y de la falta de policías en el sector para cometer sus fechorías.

Agregó que el miércoles, cerca de las 6:00 de la tarde desde una camioneta roja en marcha y con vidrios polarizados, dispararon contra dos supuestos asaltantes que merodeaban en el lugar.

"Nosotros solo escuchamos los disparos, y aunque salimos a ver no vimos nada", expresó un comerciante.

Al parecer los individuos había intentado robar un vehículo y el ataque posterior pudo ser en venganza, con suerte resultaron ilesos, explicó.

"Lo raro fue que los hampones aunque portaba una pistola en la mano, no respondieron al ataque de la misma manera, quizás el arma que llevaba el sujeto no era de verdad", afirmó el lugareño.

De momento llegó la Policía al lugar, pero ya todo había pasado.

Según vecinos, hay delincuentes que operan a pie, en motocicleta o vehículos, cuyos conductores, los esperan a 25 o 50 metros de donde cometen el atraco.

Pero de los robos no se escapan los conductores que se movilizan con los vidrios arriba, pues el hampa les tocan los vidrios con la punta de las pistolas para intimidarlos.

Luego, las víctimas son despojadas de sus pertenencias.

Según cálculos de las personas del lugar, los hampones tienen entre 25 y 30 años; varios de ellos ni siquiera parecen que son ladrones.

El peligro en la zona puede también ser la causa de varios accidentes automovilísticos que han registrado, pues algunos conductores para no ser víctimas de un robo se cruzan la vía, aunque el semáforo ya esté en rojo, afirmó un conductor.

Otro punto de asalto es el ubicado sobre el bulevar Viera Altamirano que se transforma en la 75a. Avenida Norte y calle a San Antonio Abad, al norponiente de la capital.

En ese lugar, aseguran los vecinos los hampones despojan de sus pertenencias a las personas en horas pico.

Lo mismo sucede en la calle 15 de Septiembre que queda a unos cien metros de esa arteria.

En ese sitio, aseguran, haber visto a un hombre y una mujer; quienes atacan justo en el momento que se hacen las largas filas de vehículo. Varios vecinos y comerciantes de la 75a. Avenida Norte, rehusaron ayer referirse a los múltiples asaltos que ocurren en el sector por temor a represalias después.

Respuestas como "le soy sincero no soy de aquí; yo no he oído nada; aquí no pasa nada de eso", son las respuestas que con nerviosismo dan hombres y mujeres en el lugar cuando se les interroga por los asaltos.

En la intersección de la calle a San Antonio Abad y avenida Bernal es otro reconocido sitio donde se reportan asaltos.

Comerciantes de la zona afirmaron que los delincuentes en parejas se ubican en todos los puntos de oriente a poniente y de norte a sur.

Por la alta incidencia de hechos y denuncia de los conductores en la zona han destacado a un par de policías, pero estos son conscientes, de que son insuficientes para atender un sector amplio y de mucho tráfico en horas pico.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación