Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

"Erupción se esperaba desde hace cinco años"

b Vulcanólogos de UES descartan deslaves en el Chaparrastique

Según volcanólogo, una nueva erupción podría debilitar la estructura volcánica, provocando pequeños desprendimientos en el cráter. Foto edh / Francisco Torres

Según volcanólogo, una nueva erupción podría debilitar la estructura volcánica, provocando pequeños desprendimientos en el cráter. Foto edh / Francisco Torres

Según volcanólogo, una nueva erupción podría debilitar la estructura volcánica, provocando pequeños desprendimientos en el cráter. Foto edh / Francisco Torres

Aunque los habitantes de los alrededores del volcán Chaparrastique comentan con asombro que la erupción del coloso fue "sorpresiva", el equipo de volcanólogos de la Universidad de El Salvador (UES) aseguró que este "evento" lo esperaban desde hace cinco años.

"Desde el 2006 nos dio indicios de que quería hacer erupción, gracias a los estudios que hemos venido realizando con nuestros aparatos. Este evento lo estábamos esperando desde hace cinco años", dijo Rafael Cartagena, volcanólogo de la Universidad El Salvador (UES).

Cartagena aseguró que el coloso de la Perla de Oriente es el más peligroso de El Salvador. En los últimos 300 años ha hecho 30 erupciones.

En un estudio realizado este año, por un experto japoneses, traído por la Agencia de Cooperación Internacional de Japón (Jica), se advertía que había un problema grave en el volcán debido a la cantidad de material pétreo que tenía el suelo y que corría el riesgo de desprenderse en cualquier momento.

Ante este peligro, Cartagena descartó que puedan haber deslaves o desprendimientos de ese material. Pero acotó que una nueva erupción, como la registrada el domingo, podría debilitar aún más la estructura del edificio volcánico en la parte superior.

"Los materiales quedarían débiles y pudieran ser removidos por un sismo de alguna magnitud o por una lluvia", explicó.

Cartagena aseguró que toda la roca pulverizada o ceniza que expulsó el coloso no cayó en el volcán ni sobre la ciudad de San Miguel. Este fenómeno también evitó que ocurriera un deslave por acumulación de ceniza.

"Lo que es afortunado es que ese cúmulo de ceniza no cayó exactamente sobre el edificio volcánico ni en la ciudad de San Miguel, sino que se diseminó en un área muy extensa. Toda la ceniza salió hacia el oeste", dijo.

El volcanólogo de la universidad dijo que el Chaparrastique continuará con su actividad, ya sea esta superior o inferior de la que registró hace dos días.

Ayer las autoridades del Ministerio de Medio Ambiente dijeron que el riesgo en la zona continúa.

Mientras tanto, la principal recomendación del equipo de investigación de la UES es no consumir agua de los pozos.

Cartagena aseguró que los mantos acuíferos podrían haberse contaminado con sustancias químicas debido a la erupción. "Estas sustancias pueden contener metales pesados y por supuesto cancerígenos que pueden producir enfermedades en las personas", dijo.

El equipo de profesionales de la UES está realizando estudios de la ceniza, el agua y azufre, entre otros elementos, para investigar cuál será el comportamiento del coloso en las próximas horas o días.

Cartagena aseguró que están realizando estudios de la emisión de bióxido de carbono al este del volcán; también buscan medir la cantidad de azufre que está emitiendo; recogen muestras de cenizas para conocer el tipo de material que ha expulsado el volcán y están tomando muestras del agua en donde la temperatura ha aumentado más de lo normal.

Benancio Miranda, volcanólogo de la UES, aseguró que el volcán Chaparrastique ha tenido en los últimos años un comportamiento "inusual" y variable.

Aseguró que continuarán "observando" al coloso y realizando estudios a los materiales que expulsa.

Después de 37 años, el pasado domingo el Chaparrastique lanzó una columna de ceniza y gases, los cuales alcanzaron entre cinco y 10 kilómetros de altura.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación