Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Erick fue acribillado porque no quiso matar a su hermano policía

La familia desconoce por qué lo mataron. La Policía, dice que lo asesinaron por que no quiso matar al propio hermano.

Morazán

Los asesinatos han aumentado en el departamento de Morazán. | Foto por Óscar Iraheta

En Jocoaitique, los desaparecidos superan a los muertos. Varios jóvenes han desaparecido tras querer salirse de la mara.

Ella era una cocinera y él un combatiente que durante la guerra fueron militantes del Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP). Ambos eran los padres de Erick Ovidio M. C., un adolescente de 14 años que fue asesinado el pasado 22 de agosto.

Según fuentes policiales, Erick estudiaba en una escuela de la comunidad Segundo Montes, en Meanguera, pero que desde hacía varios meses se estaba relacionando con pandilleros de la MS-13.

Por esa razón, a las fuentes policiales no les sorprendió cuando les informaron que el muchacho había sido asesinado cerca de la cancha de fútbol de la colonia San Luis.

Lo que sí les causó gran sorpresa fue saber que  lo había matado la misma MS-13 por no cumplir la misión que le habían dado para probar su lealtad a esa agrupación terrorista.

Las fuentes indican que el adolescente había recibido la orden de asesinar a su propio hermano, un agente de la Policía Nacional Civil (PNC) que vivía en la misma casa.

El lugar donde reside la familia del joven asesinado es una de las lotificaciones con más presencia de mareros, según indicaron fuentes policiales y los mismos pobladores de la zona.

Por su parte, la familia de Erick Ovidio prefiere no hablar del caso. Dicen que es peligroso andar hablando por el riesgo que se corre.

“Además, nosotros no sabemos nada de por qué le hicieron eso a él”, indicaron.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación