Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Envían la morgue móvil a Usulután

Pese a refuerzo, familiares de víctimas deben esperar jornadas maratónicas para recibir cadáveres

IML ha improvisado una sala de espera y colocó la morgue móvil en parqueo externo Usulután.

IML ha improvisado una sala de espera y colocó la morgue móvil en parqueo externo Usulután.

IML ha improvisado una sala de espera y colocó la morgue móvil en parqueo externo Usulután.

Parte del parqueo del Instituto de Medicina Legal (IML) en Usulután se ha vuelto literalmente en una morgue móvil, pues la dirección de la institución envió sus unidades móviles para practicar autopsias y apoyar a los forenses locales, ante la cantidad de cadáveres que deben reconocer por el repunte delincuencial que azota ese departamento.

La fachada de la institución se ha vuelto una sala de espera, pues las autoridades han colocado tres canopis para dar sombra a familiares de las víctimas de asesinato, que durante martes, miércoles y ayer, poblaron la zona para esperar la entrega de sus seres queridos.

Pero el apoyo enviado no es suficiente, al menos es lo que la experiencia de don Félix López demuestra.

El hombre, que supera los 70 años, esperaba ayer, desde las 10:00 de la mañana, que Medicina Legal le entregara el cuerpo de su hijo, Carlos Bernabé Pineda, de 24 años, quien fue ultimado a las 7:00 de la mañana del miércoles en la colonia Santa Fidelia, en Jucuapa.

López llevaba más de 30 horas, desde el asesinato de su hijo, esperando que le entregaran el cuerpo. Incluso, a la hora que El Diario de Hoy lo abordó ayer, ya se habían cumplido 21 horas de espera en las afueras del Instituto de Medicina Legal.

Contó que como él, otras familias esperaban la entrega de los cadáveres de sus seres queridos, pero que personal de la institución les externó que las autopsias las estaban haciendo por orden de llegada.

"Mejor se fueron y van a regresar porque les dijeron que faltaba para su turno", dijo López, para explicar porque estaba tan solitaria la fachada de IML ayer por la mañana.

Aseguró que en horas y días previos, la zona estaba poblada de gente esperando que les entregarán a sus familiares.

Vecinos de la zona de Medicina Legal, aseguraron que desde la tarde del domingo, las afueras de la institución han estado llenas de personas que reclaman la entrega de los cuerpos de sus familiares asesinados.

Un comerciante del sector dijo que los tiempos de espera son prolongados debido a que a diario, los vehículos de la institución ingresan con varios cuerpos.

Y no es para menos, las estadísticas de la Policía reflejan que en lo que va de mayo han asesinado a 63 personas en el departamento de Usulután.

Más de 30 de esos casos entre la noche del sábado y ayer.

Por ejemplo, el domingo, las autoridades reportaron nueve asesinatos.

Mientras que lunes y martes la cifra rondó los siete casos, miércoles subió a 10 y ayer, al cierre de la nota, había dos crímenes en los municipios de Usulután cabecera y Alegría, en cantón La Peña.

Entre los crímenes está el de José Alejandro Cruz García y su compañera de vida, Ana Agustina Argüello, ultimados la noche del domingo en comunidad La Granja del municipio de Santa María.

La pareja fue asesinada frente a sus cinco hijos, de nueve, siete, cinco y tres años de edad, además de un infante de 10 meses.

Según la Policía, los menores pasaron la noche junto a los cadáveres de sus padres debido a que vecinos alertaron a las autoridades del hallazgo de los cuerpos hasta la mañana siguiente.

Los municipios más afectados con los crímenes son Usulután, Concepción Batres, Santa María, Jiquilisco, Jucuapa, Ozatlán, Santiago de María y Alegría.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación