Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Entierran a cabo de la Policía asesinado en Jiquilisco, Usulután

Los restos de Héctor Samuel Ramos Argueta fueron sepultados en el cementerio de Jocoaitique, Morazán

Familiares, amigos y compañeros dieron el último adiós al cabo de la PNC asesinado el fin de semana.

Familiares, amigos y compañeros dieron el último adiós al cabo de la PNC asesinado el fin de semana.

Familiares, amigos y compañeros dieron el último adiós al cabo de la PNC asesinado el fin de semana.

Esta tarde fueron enterrados los restos del cabo de la Policía Nacional Civil (PNC), Héctor Samuel Ramos Argueta, quien fue asesinado el sábado por la tarde por supuestos pandilleros en Jiquilisco, Usulután.

Familiares, amigos, compañeros y autoridades de la PNC sepultaron a Ramos Argueta en el cementerio del municipio de Jocoaitique, Morazán.

El cabo estaba destacado en puesto policial de El Zamorano, jurisdicción de Jiquilisco, Usulután.

El sábado, Ramos Argueta se encontraba de licencia y pretendía realizar labores agrícolas cuando fue atacado a balazos en la calle al Establo, cantón La Canoa.

Las autoridades han reportado la captura de 10 sospechosos de perpetrar el homicidio del policía.

De acuerdo con la Fiscalía, dos de los detenidos habrían participado directamente en el crimen. Los demás supuestamente acompañaban a los hechores.

Con la muerte del cabo Ramos Argueta, ya se suman 33 policías asesinados en el transcurso de este año, la mayoría fuera del servicio policial.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación