Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Empresarios de ruta 102 acosados por las pandillas

En clara advertencia de qué son capaces, ayer un grupo de sujetos lanzó una piedra al parabrisas de un bus en su primer viaje.

Transportistas aseguran que están siendo asfixiados por tanta renta a las pandillas. Foto EDH / Jaime Anaya

Transportistas aseguran que están siendo asfixiados por tanta renta a las pandillas. Foto EDH / Jaime Anaya

Transportistas aseguran que están siendo asfixiados por tanta renta a las pandillas. Foto EDH / Jaime Anaya

Cientos de usuarios de la ruta 102, que hace su recorrido del Puerto de La Libertad a San Salvador, se vieron afectados ayer con el paro de labores que motoristas y cobradores de la ruta realizaron por amenazas de las pandillas.

Según fuentes policiales, cinco sujetos llegaron al punto de buses en el Puerto, a las 5:30 de la mañana y dijeron a motoristas y cobradores que no trabajaran porque de lo contrario los iban a matar.

Trabajadores de la ruta afirmaron que las amenazas fueron hechas en momentos que un bus realizaba su primer viaje hacia la capital.

Al parecer, pandilleros interceptaron a los empleados de la ruta cuando realizaban el primer viaje por el puente Chilama y los amenazaron de muerte.

Luego lanzaron una piedra al parabrisas de uno de los buses como advertencia que la amenaza iba en serio, por lo que, desde ese momento los viajes fueron suspendidos.

Aparentemente, el descontento de algunos pandilleros surge porque la empresa paga renta a mara de otras zonas y no a ellos.

"Aquí en el Puerto, los pandilleros de la 18, se han dividido, ya se les pagaba renta, pero como ahora hay dos grupos, los otros también quieren que les demos algo a ellos", afirmó un trabajador de la 102.

La ruta es atendida por cuatro gremiales, pero la que ha sido afectada últimamente brinda el servicio al 90 por ciento de la totalidad de usuarios, en el trayecto del Puerto de La Libertad a San Salvador y viceversa.

"Uno se puede ir en otras rutas que pasan por el Puerto, o que nos dejan cerca, y después tomar un pick up u otro bus, pero eso nos aumenta el pago de pasajes y esto nos afecta", manifestó Marta Pérez, mientras esperaba bus en el punto en San Salvador.

Las otras gremiales trabajaron pero de forma irregular, lo que volvió insuficiente el servicio por las pocas unidades para la amplia demanda de usuarios.

Como consecuencia los pocos buses viajaron llenos de pasajeros; algunos hasta con personas en los estribos con el riesgo que ocurriera un accidente.

Fuentes de la gremial afectada dijeron que en el transcurso de la mañana, algunos motoristas decidieron sacar las unidades y trabajar.

"A partir de las 11:00 (de la mañana), unos motoristas dijeron que ya iban a empezar a trabajar, pero eso ya lo dejamos a discreción de ellos", expresó el representante de la gremial. Por la tarde, la Policía aseguró que daría seguridad a los motorista para motivarlos a reanudar labores.

Un representante de la gremial afectada manifestó que las extorsiones los están asfixiando, pues actualmente pagan tres rentas a diferentes grupos de pandillas a lo largo del trayecto de la ruta.

"Esta sería una cuarta renta, y ya no tenemos, porque el empresario ya no está teniendo ningún tipo de provecho del esfuerzo que se hace", aseguró.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación