Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Empleados habrían asesinado a patrono

Policías recolectan evidencia en la casa donde fueron asesinados Julio Barraza, de 37 años, y su hijo Larry Misael, de nueve. Foto EDH / Douglas Urquilla

Policías recolectan evidencia en la casa donde fueron asesinados Julio Barraza, de 37 años, y su hijo Larry Misael, de nueve. Foto EDH / Douglas Urquilla

Policías recolectan evidencia en la casa donde fueron asesinados Julio Barraza, de 37 años, y su hijo Larry Misael, de nueve. Foto EDH / Douglas Urquilla

El asesinato un hombre de 37 años y hijo, de nueve, cometido la tarde del jueves en el municipio de Rosario, en La Paz, pudo haber sido perpetrado por empleados de una de las víctimas.

Esa es la hipótesis más fuerte que la Policía manejaba ayer, a poco más de 24 horas de haber ocurrido el doble homicidio en el casco de una hacienda, situada en el caserío La Lima, cantón El Pedregal.

El director de la Policía, Rigoberto Pleités afirmó que todo apunta que el doble homicidio pudo tener como móvil las rencillas personales.

De hecho, agentes policiales, manifestaron que el encargado de la hacienda y el resto de empleados habían abandonado el lugar, por lo que presumen que ellos se aliaron con delincuentes para cometer el ataque.

Las víctimas fueron identificadas como Julio Barraza López y su pequeño hijo Larry Misael Barraza Chévez.

Habitantes de la zona relataron que las víctimas habían llegado desde San Miguel a la finca, con el propósito de celebrarles la fiesta de Navidad.

Los familiares de Barraza lo llamaron por teléfono en repetidas ocasiones y al no obtener respuesta viajaron desde la zona oriental a buscarlos y se encontraron con la trágica escena.

El lugar del doble asesinato es silencioso y alejado de los habitantes y esto fue lo que impidió que se conociera el hecho temprano, antes de que los parientes de padre e hijo llegaran a denunciar el hecho a una sede policial.

La víctima era dueña de una hacienda donde tenía 50 reses. En los últimos meses, pandilleros de la 18, vestidos con ropas oscuras y armados con escopetas, han asaltado a por lo menos cinco habitantes del cantón.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación