Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Empleada de PNC atropella a niño con auto policial

Pick up está asignado a la comisionada Corina Palma, pero el día del accidente era conducido por Wendy, hija de ella, también empleada de la PNC.

Fernando fue atropellado, el domingo, por un pick up de la PNC, asignado a la comisionada Palma. Foto EDH / Jorge Beltrán Luna.

Fernando fue atropellado, el domingo, por un pick up de la PNC, asignado a la comisionada Palma. Foto EDH / Jorge Beltrán Luna.

Fernando fue atropellado, el domingo, por un pick up de la PNC, asignado a la comisionada Palma. Foto EDH / Jorge Beltrán Luna.

Fernando N., de ocho años, tuvo suerte de no morir tras ser atropellado por un auto policial, aunque con placas particulares, es uno de los dos carros asignados a la comisionada Zoila Corina Palma Noguera, pero era conducido por su hija, Wendy Palma, quien también trabaja en Policía Nacional Civil (PNC) .

El accidente ocurrió el domingo anterior, en el kilómetro 84 y medio de la carretera que de la ciudad de Santa Ana conduce al municipio fronterizo de Candelaria de La Frontera, según fuentes policiales que denunciaron el hecho en Facebook, indignados por el abuso en el uso de bienes del Estado y por el sigilo con que se manejó el hecho.

De acuerdo con las fuentes y vecinos del lugar, el niño acompañaba a su abuelo y al intentar cruzarse la calle, fue embestido por el pick up placas P-74-578, un Toyota Hi Lux color gris que, aparentemente, era conducido a excesiva velocidad.

Tras el accidente, la conductora intentó escapar del lugar, pero un grupo de jóvenes que estaban cerca se le atravesaron en la carretera y la obligaron a regresar al lugar del accidente.

Tras lo anterior, la conductora dijo que no había intentado huir, sino, solo había ido a retornar con el auto.

Al llegar los agentes policiales al lugar, vecinos y familiares supieron que la acompañante de la conductora era la comisionada Corina Palma y que el auto pertenecía a la institución policial.

Tanto policías como vecinos y familiares del menor víctima afirmaron que la responsable del accidente le ofreció 200 dólares para conciliar, es decir, para llegar a un acuerdo y liberar de toda responsabilidad a la causante del accidente.

La madre del menor le pidió que le diera 500 dólares, pero algunos policías se acercaron a la señora para que aceptara los 200 dólares.

Para persuadirla, le dijeron que la comisionada bien podría haber huido a pesar de que los jóvenes se le atravesaron y que si no tomaba el dinero que le ofrecían, cualquier cantidad que ante un juez obtuviera, solo le iba a alcanzar para pagar abogados.

Ayer, El Diario de Hoy intentó obtener la versión de Wendy Palma, quien trabaja en la Delegación de la PNC de Santa Ana, en la unidad de prensa. Al principio aceptó, salió de su oficina diciendo que buscaría un lugar donde ser entrevistada, minutos después regresó y dijo que no hablaría del caso.

Ayer, la madre y demás parientes de Fernando estaban preocupados, pues aunque aparentemente el atropellamiento solo le causó laceraciones en el rostro y piernas, en la mañana había escupido sangre.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación