Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Emboscan y matan a un policía frente a dos hijos en Huizúcar

Tenía seis años de estar destacado en la subdelegación San Jacinto. Cuatro niños quedan en la orfandad

El agente José Servellón Benavides fue ultimado en el cantón Amaquilco, de Huizúcar. Estaba destacado, desde hace seis años, en la subdelegación San Jacinto, San Salvador. Foto EDH / J. Anaya

El agente José Servellón Benavides fue ultimado en el cantón Amaquilco, de Huizúcar. Estaba destacado, desde hace seis años, en la subdelegación San Jacinto, San Salvador. Foto EDH...

El agente José Servellón Benavides fue ultimado en el cantón Amaquilco, de Huizúcar. Estaba destacado, desde hace seis años, en la subdelegación San Jacinto, San Salvador. Foto EDH / J. Anaya

A los delincuentes que ayer asesinaron al agente José Adán Servellón Benavides, de 37 años, no les importó hacerlo frente a los pequeños hijos de la víctima.

El policía fue emboscado y ultimado de un balazo en la cabeza por varios pandilleros en el caserío La Esperanza, del cantón Amaquilco, de Huizúcar, La Libertad.

A la hora del ataque, Servellón viajaba en su moto junto con dos de sus cuatro niños, quienes están entre los 3 y los 10 años. Iban hacia el centro del municipio a realizar las compras para el almuerzo.

Los acompañantes de la víctima —quien desde hace seis años estaba destacada en la subdelegación del barrio San Jacinto, en San Salvador— resultaron ilesas, pero horas después del hecho seguían impresionados con lo que vieron.

Parientes de Servellón manifestaron que él y su pareja se habían casado en diciembre pasado y su tiempo libre se lo dedicaba a la familia.

"Es doloroso esto, nosotros siempre le decíamos que tuviera cuidado, porque últimamente acá está peligroso, pero él decía que, primero Dios, no le iba a pasar nada", contó una familiar.

La Policía capturó a varios sujetos en vías de investigación. Uno de los sujetos tenía un teléfono desde donde supuestamente envió mensajes a otras personas para decirles que se escondieran porque había un amplio despliegue policial por tierra y aire.

Por la tarde, un cabo de la Policía también fue lesionado de bala en carretera a playa El Espino, en Usulután. A través de su cuenta de Twitter, la institución informó que había capturado a dos delincuentes que supuestamente cometieron el ataque.

Matan a niña de seis años

El cuerpo de una niña de seis años que había sido plagiada por desconocidos fue encontrado ayer por la noche en la comunidad La Pampa de Tecoluca, San Vicente, informaron fuentes policiales.

La menor Jennifer R.L., había sido raptada, pero horas después residentes del lugar encontraron su cuerpo y avisaron a la Policía. Hasta el cierre de esta edición no se sabía de sospechosos detenidos.

Mueren tres pandilleros que atacaron a policías

El Ministerio Público registró ayer la muerte de tres integrantes de pandillas, quienes se enfrentaron a policías en La Paz y La Libertad.

El primer hecho fue registrado en el cantón Nuevo Edén, en San Luis Talpa.

El incidente, según algunos pobladores, fue a las 2:00 de la madrugada. La escena donde fue la balacera terminó de ser procesada cinco horas después.

Al cierre de esta nota, las autoridades no revelaron la identidad de los sujetos ni se conoció si hubo decomiso de armas de fuego.

Horas después, otro supuesto pandillero fue ultimado por policías a los que disparó en el cantón El Botoncillal, de Colón. El atacante tampoco fue identificado, pero se informó que le incautaron el arma de fuego.

En otro hecho, Pablo Melgar, de 28 años, fue asesinado en un cañal del cantón El Matazano, de El Paisnal.

Las autoridades informaron que, hace un mes, el sujeto fue dado de baja de la Fuerza Armada, tras detectar que tenía vínculos con una mara. Se presume que lo mataron porque se negó a extraer armas de la institución.

Además, Rosenda Zelaya Escobar, de 84 años, y su nieta Zoila Elizabeth Alfaro de López, de 40, fueron ultimadas a balazos en un microbús de la Ruta 38-D, en Apopa.

Las autoridades dijeron que varios pandilleros subieron solo a matarlas. Se desconocen los motivos de los pandilleros para asesinarlas.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación