Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Ejecutan a tres jóvenes en Puerto Parada

Los asesinos, varios hombres, llegaron en una lancha con fusiles M-16

Un hombre y su hija observan el cuerpo de un hombre asesinado ayer en la colonia Costa Rica, San Salvador. Foto EDH / D. Urquilla

Un hombre y su hija observan el cuerpo de un hombre asesinado ayer en la colonia Costa Rica, San Salvador. Foto EDH / D. Urquilla

Un hombre y su hija observan el cuerpo de un hombre asesinado ayer en la colonia Costa Rica, San Salvador. Foto EDH / D. Urquilla

Una lancha con varios hombres vestidos con ropas similares a las que usan los militares y portando fusiles llegaron desde el mar, a bordo de una lancha, y acribillaron a tres jóvenes y luego se marcharon por donde llegaron.

Eso fue lo que pasó a las 10:30 de la noche del pasado martes. Las víctimas fueron identificadas como los hermanos, Ezequiel Antonio, Esaí Nehemías Márquez Garay, de 17 y 18 años, respectivamente; y José Kevin Vásquez, de 15, todos residentes en el caserío El Flor, cantón Puerto Parada, municipio y departamento de Usulután, informó ayer la Policía.

De acuerdo con las primeras indagaciones, los tres jóvenes presentaban un solo disparo en la cabeza.

Los tres, según fuentes policiales, estaban perfilados como miembros de la pandilla 18 que opera en esa zona rural del municipio de Usulután.

Por la vinculación que los tres muchachos tenían con la pandilla 18, las autoridades presumen que los asesinos podrían ser miembros de la mara Salvatrucha.

Fuentes de la Fiscalía General indicaron que los hermanos Márquez Garay eran investigados por el asesinato de dos personas, cuyos cuerpos fueron encontrados enterrados hace unos meses en una isla. Mientras que Vásquez, se presume, estaba involucrado en la desaparición de un comerciante.

Las autoridades suponen que el móvil del triple asesinato fue las rencillas entre pandillas, pero afirmaron que están investigando el caso porque también podría deberse a venganzas por los hechos que, supuestamente, las tres víctimas habían cometido en semanas anteriores a su deceso.

En otro hecho, siempre en el municipio de Usulután pero en el cantón El Zamorano, las autoridades policiales informaron sobre el hallazgo del cadáver de un hombre.

El cuerpo estaba semienterrado y los investigadores del caso lo identificaron como Pedro Antonio Díaz Escobar, de 17 años.

Las autoridades no revelaron más detalles sobre las causas de muerte del joven.

Asesinato en San Jacinto

En otro hecho, sobre la Calle Liberia y Avenida Nicoya, en el reparto Los Lencas I, en la colonia Costa Rica, San Salvador, fue encontrado el cuerpo de un hombre.

Fuentes policiales indicaron que el hallazgo fue aproximadamente a las 5:30 de la madrugada de ayer, cuando algunas personas del lugar llamaron al Sistema de Emergencias 911 para informar sobre el hecho.

La víctima, quien no pudo ser identificada por falta de documentos, tenía entre 23y 25 años y, según las autoridades, fue estrangulada.

Cerca del cuerpo quedó un lazo con el que se presume lo ahorcaron.

El hombre no tenía camisa, solo un jeans azul y zapatos beige, y en el brazo izquierdo tenía tatuado el nombre Isa.

Las autoridades descartaron que el ahora occiso fuera de la localidad, pues los vecinos no lo conocían.

Otros crímenes en diferentes lugares del país

Otro supuesto pandillero fue asesinado en el barrio El Calvario, cerca de la unidad de Salud de Oratorio de Concepción, en Cuscatlán.

La víctima fue identificada como José Alberto Lemus Rivera, de 17 años, quien caminaba por el lugar cuando le dispararon hasta matarlo.

Asimismo, en un predio baldío del cantón Galeano de Chalchuapa, en Santa Ana, fue encontrado el cuerpo de Carlos Alberto Carranza Mendoza. La Policía dijo que fue atacado con armas de fuego y blanca. Se desconoce el móvil del crimen.

Mientras tanto, en la finca San José II, en San Martín, fue hallado semienterrado el cadáver de un hombre. De este caso las fuentes policiales no dieron más detalles.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación