Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

EE.UU. suspende ayuda económica a seis municipios

La decisión se dio luego de revisar documentos proporcionados por el FISDL y determinar que no se cumplían requisitos El alcalde de Ilopango admitió que con los fondos PATI ha beneficiado a los pandilleros

El alcalde de Ilopango ha incluido a pandilleros como beneficiarios del programa PATI, aspecto que no se contempla dentro de los requisitos del plan. Foto EDH / archivo

El alcalde de Ilopango ha incluido a pandilleros como beneficiarios del programa PATI, aspecto que no se contempla dentro de los requisitos del plan. Foto EDH / archivo

El alcalde de Ilopango ha incluido a pandilleros como beneficiarios del programa PATI, aspecto que no se contempla dentro de los requisitos del plan. Foto EDH / archivo

Los proyectos que ejecutaban seis municipios del país a través del Programa de Apoyo Temporal de Ingresos (PATI) quedarán a la deriva después de que la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) comunicara al gobierno salvadoreño que dejaba de financiarlos.

Los municipios afectados con la decisión, la cual fue notificada por la embajada de Estados Unidos, son Mejicanos, Sonsonate, Ilopango, Quezaltepeque, Ciudad Delgado y Panchimalco.

En un breve comunicado enviado al gobierno salvadoreño, la embajada norteamericana explicó que la decisión de suspender la ayuda se da luego de un proceso de revisión de documentos proporcionados por el Fondo de Inversión Social para el Desarrollo Local (FISDL).

En ellos encontraron que las municipalidades no estaban dando cumplimiento a los requisitos que establece la ejecución del programa.

De acuerdo con el análisis efectuado por una firma de auditores, USAID encontró que el FISDL no cumplió con la elaboración de un plan promocional por municipalidad ni con la selección de los Asentamientos Urbanos Precarios.

Sobre el retiro de la ayuda por parte del gobierno estadounidense, los alcaldes de los municipios afectados dijeron desconocer el porqué de la decisión.

El alcalde de Ilopango, Salvador Ruano, indicó que "no tengo conocimiento al respecto para poder emitir una opinión".

En todo caso explicó que ellos lo que hacen es obedecer las órdenes que les da el FISDL para llenar los cupos con las personas que trabajarán en los proyectos.

Con el programa PATI a los beneficiados se les entregan $100 mensuales para que participen en programas de mejoras comunales y otros como bisutería, huertos caseros y otros, y que posteriormente estas personas se vuelvan autosostenibles.

Ruano no ocultó que en estos se benefició a un número no determinado de jóvenes que pertenecen a pandillas.

Ilopango es uno de varios municipios en los que las pandillas han pretendido dejar sus acciones delictivas, aunque la violencia persiste.

"Al parecer (involucrar pandilleros en los programas) no nos iba a afectar, pero con eso (la decisión de apartarlo como beneficiados) sí nos ha afectado", lamentó el alcalde.

Los beneficiados en Ilopango con el PATI eran 400 personas, señaló.

Otro de los municipios que va a dejar de percibir la ayuda es Quezaltepeque.

El edil Carlos Figueroa sostuvo que todas las personas que participaban en él "ya no van a tener esa ayuda económica, pero ese proyecto es del gobierno central y no de este alcalde".

Pero en el caso de este municipio, Figueroa explicó que, a diferencia de Ilopango, solo han puesto a trabajar a personas en situación de riesgo "y no a pandilleros".

Incluso el edil hizo énfasis en que él habló con la presidenta del FISDL, Carolina Ávalos, para desmentir que estaba trabajando con jóvenes miembros de pandillas.

"Eso sería un vendaje para mí (que le retiren la ayuda al municipio) porque yo he estado trabajando con la gente que el FISDL ha dicho", insistió Figueroa.

Agregó que ellos han cumplido con todos los requerimientos establecidos por el gobierno central.

El número de personas que dejarán de percibir los 100 dólares de ingresos en Quezaltepeque suma 300, aseguró.

Quien no quiso ampliar su opinión por haberlos sacado de los beneficios de los fondos PATI fue el alcalde de Sonsonate, Roberto Aquino.

"Sería prematuro emitir criterio de algo que no conozco ni se me ha informado", fue la primera reacción del edil.

El funcionario municipal dijo desconocer cuáles son los requisitos que el FISDL incumplió, como lo refiere la carta que envió la embajada norteamericana al gobierno.

Lo que dejó claro Aquino es que los fondos los han utilizado como los establece el programa, como lo es el de emplear personas en situación precaria.

"Nosotros hemos ocupado el fondo PATI para el pago de planillas", acotó.

Según el edil, ellos tampoco han buscado a personas para que trabajen en los programas que sean de pandillas.

En todo caso, ellos pueden beneficiar a jóvenes en riesgo como producto de los programas de municipios libres de violencia.

En Mejicanos, por medio de la oficina de comunicaciones, la alcaldesa Juana de Pacas dijo que el programa no lo han utilizado para beneficiar a pandilleros.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación