Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

EE.UU. confirma estafa de inversores

Son de origen libanés y quieren en El Salvador un proyecto de $150 millones

EE.UU. confirma estafa de inversores

EE.UU. confirma estafa de inversores

EE.UU. confirma estafa de inversores

Carolyn A. Tyler, oficial de Información de la Dirección de Comunicaciones de la Fiscalía General de Colorado de Estados Unidos, confirmó que los inversores libaneses que están pretendiendo ser socios inversores en El Salvador en un proyecto de energía solar valorado en $150 millones sí estafaron a empresas aseguradoras en ese país con cerca de medio millón de dólares.

El Diario de Hoy denunció, el pasado viernes 18 de octubre, en una nota titulada "Inversores de energía fueron acusados de fraude en EE.UU.", que Marwan Zakhem y Riad Zakhem fueron acusados en junio del 2010 por la referida Fiscalía General de Colorado por estafas cometidas entre los años 2006 y 2010 en perjuicio de no menos de 20 empresas aseguradoras.

"Marwan Zakhem se declaró culpable de un delito agravado clase tres por robo, caso número 10CR1289, y se declaró culpable de otro delito agravado clase tres por robo, caso número 11CR1643. Marwan recibió ocho años de libertad condicional en cada caso", reza un informe enviado desde la referida oficina fiscal estadounidense.

Para poder quedar en libertad, Marwan tuvo que devolver un total de $104.889 y completar la libertad condicional que le fue impuesta.

Ese mismo reporte fiscal agrega: "Riad Zakhem se declaró culpable de manipulación de un testigo, que es un delito grave clase cuatro. Se le dio una sentencia diferida de cuatro años y fue condenado".

La autoridad estadounidense señaló que Riad también restituyó el dinero que había estafado y, por ende, el caso fue cerrado en agosto pasado.

Quieren ser socios de proyecto de $150 millones en El Salvador

A pesar de los antecedentes, los hermanos Zakhem se presentaron en El Salvador como empresarios y representantes legales de las empresas Perfect Energy y Solar Horizon, de EE.UU., sobre la cual no existen registros comerciales verificables, según una exhaustiva indagación por parte de El Diario de Hoy.

Marwan Zakhem inclusive y a pesar de no contar con una trayectoria verificable de experiencia en generación de energía fotovoltaica se convirtió en representante legal de la empresa Astra Solar Power, S.A. de C.V., la cual se inscribió el 28 de agosto de 2013 en el Centro Nacional de Registros (CNR) con $2,000.

Astra Solar Power, según esboza su razón social, busca "desarrollar, construir y operar proyectos solares fotovoltaicos, así como la importación y distribución de equipos especializados para la generación de energía solar (...) a través del establecimiento de y producción de granjas solares a nivel nacional".

Socio salvadoreño de los Zackam fue arrestado por estafa

Para lo anterior, los Zakhem se hicieron socios del salvadoreño Guillermo Antonio Buitrago Palma, quien fue capturado el viernes por la tarde, junto a su padre, Guillermo Antonio Buitrago Ortega, acusados de estafa agravada en perjuicio de la embajadora de Italia, Tosca Barucco.

La Fiscalía General de la República (FGR) explicó que padre e hijo firmaron dos contratos de arrendamiento sobre un mismo inmueble con la embajadora en mención y con un ejecutivo de una entidad bancaria internacional.

Ambos estuvieron cobrando el dinero a los dos clientes, mientras les mentían diciéndoles que estaban haciendo unas reparaciones a la residencia antes de entregárselas.

El fiscal del caso, Francisco Paredes, explicó que "en los delitos de estafa no son personas comunes las que participan, sino personas con un nivel de inteligencia y educación bastante superior, lo que provoca suficiente confianza en los clientes".

La Fiscalía dijo contar con información preliminar que indica que los Buitrago están, en la actualidad, alquilando la residencia a un embajador, lo que agrava su situación con los otros dos contratos pendientes de ejecutar.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación