Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Droga incautada en penal de Izalco valorada en $19 mil

PNC confirmó que empleados de discomóvil son pandilleros de la 18

La Policía dijo que los cinco mareros viven en Quezaltepeque. Dos tienen antecedentes penales. Foto EDH / Miguel Villalta

La Policía dijo que los cinco mareros viven en Quezaltepeque. Dos tienen antecedentes penales. Foto EDH / Miguel Villalta

La Policía dijo que los cinco mareros viven en Quezaltepeque. Dos tienen antecedentes penales. Foto EDH / Miguel Villalta

Los cinco administradores de una discomóvil que el miércoles pasado intentaron introducir drogas, licor y teléfonos celulares al centro penal de Izalco, en Sonsonate, supuestamente son miembros de la pandilla 18 y dos de ellos tienen antecedentes penales, informó la Policía.

Esa noche, en la víspera de la celebración del Día de la Madre entre los reclusos, los imputados supuestamente ocultaron los objetos ilícitos en un parlante. Sin embargo, fueron descubiertos en un registro por los custodios del presidio.

La División Antinarcóticos de la Policía (Dan) dijo ayer que en el parlante encontraron 31 paquetes de marihuana, cinco gramos de cocaína y dos botellas de tequila. Además había cuatro teléfonos, 19 chips y seis cargadores.

Un investigador de la Dan dijo que la droga está valorada en 19,130 dólares y podría proceder de México y Guatemala.

El delegado policial aseguró que uno de los imputados es Osmín Salvador Linares Martínez, de 25 años, quien fue procesado en 2008 por homicidio agravado y por conducción de armas de guerra. También ha estado preso varias veces por agrupaciones ilícitas y resistencia.

El resto de imputados fue identificado como Carlos Alberto Campos, de 36 años, quien tiene antecedentes por lesiones; Manolo Chamul Galán, de 27; Jesús Guzmán Ramírez, de 21, y Cristian Méndez Aquino, de 19.

Dirección Penales contrató a la empresa

El director de Centros Penales, Nelson Rauda, dijo el jueves durante una conferencia que la institución dio permiso a los reos del penal de Izalco, donde sólo hay pandilleros de la 18, para festejar el Día de las Madres y contratar una discomóvil para amenizar la fiesta.

El oficial de la Dan sostuvo ayer que fueron las autoridades del reclusorio quienes hicieron trato con la empresa porque "ellos son los que hacen las gestiones para contratar personal para que realice alguna actividad".

Sin embargo, matizó que los empleados de la cárcel "desconocían" que la empresa era administrada por pandilleros.

Esta estructura, según la Policía Nacional Civil, estaría vinculada con otros pandilleros que en marzo pasado intentaron introducir marihuana oculta entre madera a esa misma prisión.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación