Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Dos niños murieron estrangulados en menos de 24 horas

Niño de seis años fue asesinado en su casa, frente a su mamá, en San Vicente. Otro, de tres, murió ahorcado en La Paz

Pandilleros estrangulan a niño de 6 años frente a su madre

En un hecho repudibale, un niño de seis años fue estrangulado en su vivienda, en San Cayetano Istepeque, San Vicente.

Tres niños han sido, esta semana, víctimas de la violencia o del descuido de las personas que debían protegerlos. 

La víctima más reciente fue Gerson Daniel, de seis años, a quienes unos delincuentes estrangularon frente a su madre, en San Cayetano Istepeque, San Vicente.

Alrededor de las 11:00 p.m. del miércoles, cuatro hombres que dijeron ser policías llegaron a una vivienda de la colonia La Entrevista y tocaron la puerta.
 
Cuando la madre del niño abrió la puerta le dieron un puñetazo en el rostro que la hizo caer la suelo.

La mujer relató que los delincuentes (que vestían ropa oscura y gorros pasamontañas) le pidieron dinero. 

Ella les dijo que no tenía y fue entonces cuando un atacante cogió una hamaca, la enrolló e intentó ahorcarla. 

Al escuchar los gritos, el niño salió adormitado de la habitación y le preguntó qué ocurría; su madre le dijo que escapara por la ventana, pero uno de los hombres lo tomó por el cuello y lo estranguló.

Ayer al mediodía -con semblante sereno y sin inmutarse- la mujer relató que no pudo defenderlo porque los atacantes la seguían golpeando en la cara y extremidades.

“Fue como si se le hubiera metido el diablo y me mató al niño”, dijo la señora mientras se sobaba los moretes que tenía en los brazos.

Según ella, cuando los delincuentes iban a matarla, un carro entró al pasaje y los hombres huyeron porque creyeron que era la Policía.

Las casa donde residía el niño colinda con otras tres, pese a ello, la mujer dijo que sus vecinos no la habían auxiliado.

Algunos pobladores se mostraron cautelosos al hablar del caso y otros sostuvieron que no se enteraron del hecho, hasta que llegó la Policía, porque no escucharon gritos o ruidos que los alertaran.

Las condiciones en las que vivía el niño eran precarias. En la casa (que es alquilada) ayer solo se observaba una mesa, una escoba y algunos juguetes de plástico tirados. 

Fuentes del Ministerio Público dijeron que está en duda de que el móvil del hecho fuera el robo, pues la familia es de escasos recursos económicos. 

Mientras que la Policía presume que el ataque ocurrió en circunstancias sospechosas que se deberán esclarcer con la investigación.

En 2013, Daniel perdió a sus dos hermanos
Daniel es el tercer hijo que pierde la mujer en los últimos dos años: en 2013, una bebé de tres meses pereció tras recibir el alta en el hospital. 

“Se me murió en septiembre de una neumonía bacteriana”, dijo sin perturbarse. 

Tres meses después, su otro hijo, de dos años,  “se ahogó en la casa en un poquito de agua”.

El miércoles, Daniel estuvo en una fiesta en la guardería a la que su mamá lo llevó, hasta hace dos meses, cuando dejó de trabajar.

Unicef: El Salvador es donde matan a más niños
Unas 16 horas antes del asesinato de Daniel, en la colonia San Carlos I, de Zacatecoluca, La Paz, Omar, de tres años, murió estrangulado.

El niño estaba al cuidado de una tía. Según la Policía, la mujer dijo que lo halló bajo una hamaca con un cincho atado en el cuello. Murió en el trayecto al hospital.

La familia dijo que el niño murió por  “accidente”; pero la Policía abrió una investigación para descartar que se trató de un homicidio.

Además, el domingo, Roxana, de 12 años, fue asesinada por pandilleros en su casa, en  Tacuba, Ahuachapán. 

La víctima estaba sola porque su madre y hermana están en la cárcel por posesión de drogas. Su hermano también está preso por intento de homicidio y su padre está de alta en la Fuerza Armada.

El año pasado, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) presentó  un informe que revela que en El Salvador asesinan más niños y adolescentes que en todo el mundo.

El país supera a Guatemala y a Venezuela. Estas tres naciones son las que, según el organismo mundial, poseen las tasas más elevadas de homicidios de menores de 20 años.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación