Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Dos hijos de policías entre las víctimas de cuádruple crimen

No establecieron el posible móvil del múltiple crimen. Las víctimas fueron estranguladas, aseguraron autoridades

Los tres hombres están atados de pies y manos,  confirmaron fuentes policiales. 

Los tres hombres están atados de pies y manos,  confirmaron fuentes policiales.  | Foto por Iris Lima

Los tres hombres están atados de pies y manos,  confirmaron fuentes policiales. 

Habitantes del caserío Polanco, cantón Primavera, en la carretera antigua que de Santa Ana conduce a San Salvador, encontraron los cuerpos sin vida de cuatro personas. El hallazgo fue el martes, a las 6:30 a.m.

Entre los muertos había dos hijos de policías. Uno de un cabo y otro de un agente. Ambos desaparecieron la noche del lunes. Aunque en la escena, las autoridades negaron esta versión; se supo que los hijos de los policías Emerson Darío Dévora Estrada y Enrique Alexander Chávez Alvarado.

La tercera víctima fue Julio Enrique Aguilar Pimentel y una mujer que no fue identificada. Se presume que la joven era estudiante y novia de Dévora Estrada.

Según una fuente fiscal, los jóvenes presentaban tatuajes, pero ninguna alusivo a pandillas. Confirmaron que los tres hombres tenían aspecto de rastafaris (movimiento espiritual), por las trenzas enmarañadas en sus cabezas. La causa aparente de la muerte fue por asfixia mecánica (estrangulamiento). 

Personas desaparecidas
Desde tempranas horas que se corrió el rumor sobre el cuádruple homicidio, familiares de personas desaparecidas llegaron a la escena con la esperanza de encontrar a sus parientes. Una de ellas fue Morena Guadalupe Reinoza, quien busca a su hijo desde enero de 2014. Aseguró que la última vez que lo vio fue el día en que dijo que iría a sacar el DUI, y ya no regresó.

El joven dejó a un niño en la orfandad, quien este próximo 21 de octubre cumplirá 7 años. “Puse la denuncia, pero no ha avanzado nada. He ido a varios lugares a buscarlo, por eso vine aquí. Pero gracias a Dios no lo encontré así (muerto)”, dijo la mujer santaneca, quien al confirmar que no se trataba de su hijo, optó por retirarse.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación