Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Dos empleados de funeraria asesinados

Fueron atacados a balazos cuando regresaban de un servicio funerario

En el cantón El Tránsito 2 de Tonacatepeque asesinaron dos empleados de funeraria, mientras trabajaban. Foto EDH / Mauricio CÁCERES

En el cantón El Tránsito 2 de Tonacatepeque asesinaron dos empleados de funeraria, mientras trabajaban. Foto EDH / Mauricio CÁCERES

En el cantón El Tránsito 2 de Tonacatepeque asesinaron dos empleados de funeraria, mientras trabajaban. Foto EDH / Mauricio CÁCERES

Dos empleados de una funeraria de Tonacatepeque fueron asesinados ayer por la mañana por pandilleros, mientras trabajaban en el cantón El Tránsito dos del referido municipio.

Las víctimas habían llegado al referido lugar a recoger los muebles que habían prestado para el velorio de un residente que murió de causas naturales.

Alexander Amaya y Roberto Mendoza fueron acribillados a balazos, aparentemente por vivir en una zona donde residen pandilleros rivales de los que delinquen en ese lugar.

Un tercer empleado sobrevivió al ataque luego de lograr escapar.

El oficial de la Policía que estaba a cargo de la inspección de la escena del crimen, explicó que las víctimas habían llegado a ese lugar a traer sillas y un altar que sirvieron para el velorio de una persona que falleció de causas naturales, hace unos 10 días.

Explicó que los tres empleados se disponían a retornar a Tonacatepeque cuando al menos cuatro pandilleros los interceptaron y estos les preguntaron a los empleados en que zona vivían de Tonacatepeque. Enseguida les quitaron los documentos de identidad y otras prendas que llevaban.

Además les revisaron los cuerpos para ver si estaban tatuados y enseguida los acribillaron a balazos. Antes de que los pandilleros dispararan, uno de los empleados pudo correr y escapar.

Sin embargo, al escuchar las detonaciones, tuvo el valor de regresar para tratar de auxiliar a sus compañeros, pero ya habían muerto.

El oficial de la Policía dijo que no se tenía información sobre los móviles del doble homicidio, pero que aparentemente ya tenían información de quiénes habrían asesinado a los dos empleados.

Familiares y amigos de las víctimas dijeron que estaban sorprendidos por las muertes de Amaya y Mendoza, porque ellos no tenían enemistades y mucho menos que pertenecieran a algún grupo de pandillas.

Algunos de sus amigos dijeron que las víctimas eran personas trabajadoras, humildes y bien amigables. Uno de los empleados ultimados deja en la orfandad a un niño, según sus amistades.

El sector donde se registró el doble crimen es asediado por pandilleros de la 18, por lo que las autoridades policiales tienen información de quiénes podrían haber sido.

Otros conocidos de las víctimas repudiaron las muertes de los dos empleados al señalar que simplemente ellos andaban trabajando y además de asesinarlos solo porque creían de que residían en un lugar donde hay pandilleros rivales.

Dos muertos en ataque

Dos hombres murieron ayer tarde al ser atacados a balazos en la colonia Los Conacastes, en Mejicanos. Una de las víctimas murió en el lugar y la otra cuando era llevada al hospital de la Zacamil, según fuentes policiales.

En otro hecho, Wilber Alejandro Labor, de 20 años, se dirigía ayer por la mañana a comprar ropa para su uso, ya que un día antes le habían pagado en la finca donde trabajaba como jornalero.

Al pasar por el cantón Santa Rosa Acacalco, en Ahuachapán, les salieron varios individuos con aspecto de pandilleros para robarle el dinero que llevaba y otras pertenencias.

El joven se habría opuesto a que le robaran sus pertenencias y los delincuentes lo acribillaron a balazos, según el informe de la Policía. Al cierre de esta nota, la PNC registró dos homicidios en San Salvador y en La Paz.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación