Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Dos cabecillas de la MS deportados vinculados en el caso Parlacen

Ayer, un juzgado los mandó de nuevo a la cárcel El Boquerón

Dos cabecillas de la MS deportados vinculados en el caso Parlacen

Dos cabecillas de la MS deportados vinculados en el caso Parlacen

Dos cabecillas de la MS deportados vinculados en el caso Parlacen

Fredy Giovanni Mayrena Maltez, (a) Cartoon, se encargó de arrebatarle las llaves a los guardias penitenciarios de la cárcel El Boquerón y de destruir los candados del acceso a las bartolinas donde estaban recluidos cuatro investigadores, principales sospechosos de asesinar a tres diputados salvadoreños del Parlamento Centroamericano (Parlacen) y su conductor el 17 de febrero de 2007.

En aquella masacre dentro del penal de máxima seguridad denominado El Boquerón, en el municipio de Cuilapa, departamento de Santa Rosa, participarían por lo menos 13 miembros de la mara Salvatrucha (MS) de ese país, según notas periodísticas de Guatemala.

Por su parte, Ángel Gabriel Reyes Marroquín, (a) Blanco o White, fue montar guardia y disparar a quienes (reos o autoridades) intentaran evitar la masacre de los cuatro investigadores policiales de la División de Investigaciones Criminales (Dinc).

De acuerdo con autoridades guatemaltecas que participaron en la investigación de la masacre de los cuatro policías, no se tiene claro si la MS los ejecutó como venganza porque en el devenir de sus labores los policías habían encerrado a muchos pandilleros, o si fue un encargo para acallar a los cuatro investigadores ante el temor de que estos revelaran quiénes eran los autores intelectuales del cuádruple asesinato de los salvadoreños.

No obstante la vinculación con el caso Parlacen, tanto Mayrena Maltez como Reyes Marroquín salieron recientemente de la cárcel de El Boquerón, según autoridades guatemaltecas.

Pero en ese poco tiempo, ambos mareros ya habían venido varias veces a El Salvador a reunirse con varios de sus compinches, utilizando documentación falsa.

Pero en uno de esos viajes, el pasado 20 de noviembre Mayrena Maltez y Reyes Marroquín volvieron a caer presos. Esta vez en El Salvador.

Tras un breve procedimiento judicial, ambos fueron entregados a la Interpol de Guatemala que buscaba a ambos.

Ese organismo policial, en su sitio web ha colocado una orden de captura contra Reyes Marroquín por los delitos de asesinato, extorsión, asociaciones ilícitas y otros.

¿Pero quiénes son estos dos mareros a quienes las autoridades salvadoreñas no quisieron seguir procesando?

Uno a uno: El jefe de jefes

Reyes Marroquín es oriundo de Santa Apolonia, departamento de Chimaltenango y a sus 29 años, es un cabecilla a nivel internacional de la MS. Pertenece a la clica Locos Centrales Salvatruchos que opera en Chimaltenango.

En El Salvador también existe una clica con ese mismo nombre: Centrales Locos Salvatruchos cuyo mayor sector de operaciones es el centro de San Salvador; sin embargo, el nombre de centrales no se debe a eso sino a que fue fundada en el Central Park de Los Ángeles, Estados Unidos.

El White o Blanco, según fuentes policiales, tiene tatuajes fuera de lo común que lo identifican con la clica de Los Ángeles donde se inició como marero antes de ser deportado hacia Guatemala.

Este pandillero, de acuerdo con autoridades salvadoreñas y guatemaltecas, es un nexo entre la MS y la Mexican Mafia, es decir, que tiene dentro de la mara una posición mucho más elevada que, incluso, le permite interactuar con pandilleros rivales sin temor a que estos le hagan daño.

El 20 de noviembre, cuando fue capturado en un retén policial instalado en el kilómetro 35 de la carretera del Litoral, en el tramo que conecta el Puerto de La Libertad con el desvío del Kilo 5, en Sonsonate, Reyes Marroquín y Mayrena Maltez traían cada uno un radio de comunicación de una reconocida empresa de telefonía, que a la vez son parte de una veintena de radios a disposición de la MS.

Reyes Marroquín tiene, según fuentes policiales, una jerarquía superior a la de los 13 cabecillas salvadoreños de la MS. Tiene el rango que dentro de la MS se le conoce como "carnal".

¿Acusado de más de 200 homicidios?

Según documentos enviados por la División Especializada en Investigación Criminal (DEIC) de Guatemala a la Fiscalía General de El Salvador, el pandillero Mayrena Maltez es originario de Guatemala, residente en la Zona 6 de la capital y es miembro de la clica Parking Locos Salvatruchos.

Sin embargo, lo del origen no es cierto. Mayrena Maltez es originario de Nicaragua, según información obtenida de la sentencia en su contra emitida por la Sala Primera de Apelaciones de la Corte del Ramo Penal, Narcoactividad y Delitos contra el Ambiente (Expediente C-322-04 Apelación Especial) de Guatemala.

Como Reyes Marroquín, este marero nicaragüense recién ha salido de prisión. Lo raro es que después de salir de prisión continuara viviendo en Guatemala, pues la referida sentencia ordenaba que al salir de prisión (al cumplir la pena de 15 años por homicidio) debía ser expulsado hacia su país de origen.

Mayrena Maltez, según la DEIC, es uno de los nueve cabecillas de la MS que en Guatemala se le conoce como la Mesa o Consejo de los Nueve y hasta el 20 de noviembre anterior era el único que estaba en libertad.

Este cabecilla tiene una cuenta en Facebook en la que ha colgado múltiples fotografías en las que aparenta llevar un tren de vida muy por el nivel de miembros de la MS en El Salvador, incluso de algunos jefes de clica.

En algunas aparece en hoteles de playa de El Salvador o de Guatemala, y conduciendo motos acuáticas.

De acuerdo con algunas conversaciones y fotografías de este marero, en el poco tiempo que tenía de haber recuperado su libertad había viajado varias veces a El Salvador donde visitaba un nightclub que funciona en las proximidades del estadio Mágico González.

Allí había conocido a una prostituta de la cual se había enamorado mucho a tal punto que Emerson, otro pandillero guatemalteco, decía de Mayrena Maltez que estaba tan enamorado de la sexo servidora, una chica de tez blanca y cabello teñido de rubio, según fotografías que Mayrena Maltez andaba en su teléfono, que hasta se había tatuado el nombre, tres dígitos, del prostíbulo.

En otras conversaciones, Emerson bromeaba con otros pandilleros salvadoreños que a Mayrena Maltez ya no le decían Cartoon sino 316.

De regreso a la cárcel El Boquerón

Ayer, el Juzgado de Primera Instancia A de Mayor Riesgo de Guatemala envió ayer a Mayrena Maltez y a Reyes Marroquín al centro penal de El Boquerón, en el municipio de Cuilapa, departamento de Santa Rosa, mientras se realiza la primera audiencia en su contra.

Mayrena Maltez es señalado de haber asesinado a más de 240 personas, según información de la DEIC.

Los dos cabecillas de la MS fueron detenidos el 20 de noviembre anterior bajo cargos de agrupaciones ilícitas, pero la Fiscalía General de la República decidió pedir al juez de la causa que el proceso contra ambos fuera suspendido con la finalidad de deportarlos, puesto que la Interpol de Guatemala los requería y la pena a imponerles en aquel país podría ser en mucho superior a la que aquí podría lograrse en caso de ser condenados por agrupaciones ilícitas.

¿A qué venían los dos cabecillas chapines?

De acuerdo con policías antipandillas, los dos cabecillas foráneos de la MS eran acompañados por cinco pandilleros salvadoreños, entre estos dos mujeres de 16 y 17 años. Los tres adultos fueron identificados como Luis Orlando Miranda Montoya, (a) Splinter o Sombra, Gerardo Israel Rodríguez y William René Cerna Umaña, los tres residentes en diversas colonias de Soyapango.

A nombre de Miranda Montoya están el auto y la motocicleta en los que los siete pandilleros se transportaban. No tienen reporte de robo ni de hurto y tras una ligera inspección se determinó que no tienen alteraciones.

Las fuentes policiales sospechan que los cabecillas extranjeros venían a hacer negocios de ventas de armas y drogas, así como a coordinar la permuta de mareros de la MS entre El Salvador y Guatemala, según algunas conversaciones telefónicas que se han detectado entre cabecillas.

Según policías de la Subdirección Antipandillas, los dos cabecillas extranjeros tenían conversaciones directas con Rubén A. R., (a) el Chivo de Centrales, un cabecilla miembro de la ranfla nacional (13 máximos cabecillas de la MS en El Salvador) que es el máximo cabecilla de la clica Centrales Locos Salvatruchos.

El Chivo, según las fuentes policiales, tiene como fachada un negocio en el centro capitalino aunque también vive, aparentemente, en una colonia de Soyapango.

La policía sospecha que el 20 de noviembre, los dos cabecillas guatemaltecos se reunirían con el Chivo de Centrales según varias conversaciones interceptadas previamente donde incluso le preguntaban si se moverían en carros del gobierno.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación