Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Domingo violento: FGR reporta 19 asesinatos

En San Miguel, un ingeniero civil fue asesinado junto a su perro, que trató de defenderlo

Un enfrentamiento entre soldados y pandilleros dejó dos mareros muertos y uno herido en San Miguel. Foto EDH /

Un enfrentamiento entre soldados y pandilleros dejó dos mareros muertos y uno herido en San Miguel. Foto EDH /

Un enfrentamiento entre soldados y pandilleros dejó dos mareros muertos y uno herido en San Miguel. Foto EDH /

La violencia arreció ayer domingo en diferentes puntos del país, registrando 19 asesinatos. Los hechos incluyen un enfrentamiento entre pandilleros y soldados que dejó dos mareros muertos en San Miguel, además del ataque a varias personas en Tenancingo, en donde una murió y cuatro más resultaron heridas, y varios ataques en Apopa.

En horas de la mañana, un hombre de 40 años, padre de tres niños cuyas edades oscilan entre los 5 y 14 años, fue asesinado en la calle principal de la urbanización Tikal Sur, al norponiente de Apopa.

La víctima fue identificada por su compañera de vida como Hugo De la O Canizález, quien fue acribillado por varios supuestos mareros de la 18 cuando regresaba a su vivienda en la urbanización Valle del Sol, fuentes policiales que acudieron al lugar.

De la O Canizález tenía más de cuatro años de trabajar como vigilante en la residencial Miramundo, la misma colonia, en la que el pasado 6 de enero fue acribillado el agente asignado a la División Elite contra el Crimen Organizado David Elías Hernández Clavel.

Sin embargo, fuentes policiales y militares que acudieron minutos después de escuchar la descarga de balazos indicaron que el vigilante había sido asesinado, debido a que hace pocos días impidió que pandilleros de la 18 ingresaran a la colonia Miramundo.

A pocos metros de policías y militares

"Solo nos había comentado que hace como dos meses le salieron unos cipotes allí, en el mismo lugar donde lo mataron", indicó un pariente. Sin embargo, esta fuente dijo que el vigilante no les había detallado qué fue lo que le dijeron esos supuestos miembros de la pandilla Dieciocho.

De acuerdo con vecinos de la urbanización Tikal Sur, el vigilante fue ultimado a unos 50 metros de donde se encuentra la base de una patrulla de militares y unos 150 metros de un puesto policial.

Pese a esa proximidad, ni policías ni soldados llegaron tan pronto a la escena del delito como para haber podido capturar a los sospechosos.

El cuerpo de De la O Canizález permaneció tendido por más de cinco horas, junto a la bicicleta en la que solía transportarse todos los días desde Valle del Sol hasta la colonia Miramundo y viceversa.

Con el asesinato de De la O Canizález, los pandilleros de la 18 dejaron a tres menores huérfanos de padre, solo bajo el cuidado de su madre, una señora que trabaja en una maquila y que la aqueja la diabetes, según comentó ella misma.

"Me había dicho que solo este año quería trabajar ya como vigilante y que después se rebuscaría por otro trabajo en el que no corriera tanto peligro", dijo la compañera de vida del vigilante.

Dos asesinatos más en Apopa y Tonacatepeque

Antes del asesinato del vigilante, las autoridades encontraron el cadáver de una mujer cuya edad fue estimada por las autoridades en unos 40 años.

La mujer tenía un tatuaje en el abdomen, aunque no era alusivo a maras o pandillas. Además vestía un traje de baño color rosado a rayas y calzaba unos zapatos Nike negros, además, lucía el cabello pintado de amarillo.

El cadáver no fue identificado, porque la Policía no le encontró documentos de identidad. Los restos estaban envueltos en un cartón grande y en una bolsa negra. Además, tenía varias bolsas en la cabeza con la que aparentemente la habían asfixiado.

Siempre en la mañana, las autoridades hallaron el cadáver de un hombre de apariencia joven en el río Las Cañas, kilómetro 11 y medio, siempre de Apopa.

Este cadáver tampoco fue identificado por las autoridades por no encontrarle documentos.

Asesinan a un ingeniero en San Miguel

Mientras tanto, al menos cuatro homicidios fueron registrados ayer en diferentes municipios de San Miguel.

El primero ocurrió a las 8:00 de la mañana en colonia Las Flores del cantón El Cuco, Chirilagua, la víctima, identificada como José Andrés Gómez Granados, de 39 años, presunto pandillero fue asesinado con arma de fuego.

En el caserío Guadalupe del cantón El Amate, de San Miguel, fue asesinado Juan Antonio Hernández, de 65 años.

En la colonia Prados, de la ciudad de San Miguel, fue asesinado el ingeniero civil Lucio Joya Márquez, de 42 años.

Según fuentes policiales, Joya Márquez se encontraba en su vivienda cuando escuchó que le quebraban los vidrios del carro, que había dejado estacionado en la calle, al salir junto a su perro, fue atacado por varios sujetos, quienes al ver que el can trataba de defenderlo, también lo mataron.

Mientras que en la colonia Santa Fe, en Moncagua, atrás del cementerio general, fue asesinado Santos Alejandro Portillo Mejía, de 33 años.

La Policía explicó que la víctima era un ebrio consuetudinario, pero que al momento de ser asesinado se encontraba trabajando arriba de un camión, descargando arena, cuando varios hombres llegaron y lo atacaron con arma blanca y de fuego.

Portillo Mejía no era pandillero, pero tenía parientes que son de pandillas, afirmó una fuente policial.

Siempre en San Miguel, el vigilante Javier Pastora Sosa fue asesinado a balazos y con machetazos en el cantón San Matías, de Ciudad Barrios.

En el departamento de Usulután, la Fiscalía reportó el crimen contra Juan Ayala, de 46 años, en comunidad La Poza.

Ayala fue acribillado frente a su casa cuando se dirigía a traer un poco de agua.

Siempre en Usulután, pero en el cantón Ojo de Agua, las autoridades reportaron el asesinato contra el comerciante Polo Herrera.

De acuerdo con las autoridades, varios hombres llegaron a la vivienda del comerciante y lo acribillaron a balazos. Hasta el momento se ignora las razones.

Mueren dos mareros

Ayer, a las 5:30 de la tarde, la Fiscalía de San Miguel reportó la muerte de dos supuestos pandilleros al enfrentarse a una patrulla de soldados.

El enfrentamiento ocurrió en la colonia Santa Emilia, cerca del punto de autobuses de la Ruta 2C de San Miguel.

Al cierre de esta nota (6:00 p.m.), las autoridades no habían identificado a los muertos.

Mientras en el cantón Santa Anita, en Tenancingo, un ataque en una cancha de fútbol dejó un muerto y cuatro heridos informaron las autoridades.

La víctima fue identificada como José Adilio Valle Flores de 30 años.

En otros hechos, en San Vicente, la Fiscalía reportó el hallazgo de un cuerpo desmembrado en el cerro La Guitarra, en el cantón Candelaria de San Cayetano Istepeque.

En Armenia, se reconoció el cadáver de un hombre en la finca La Luciana.

En San Salvador, la Fiscalía también reportó el asesinato de Wílber Adelio Cruz Majano, de 24 años, quien fue acribillado en las proximidades del Parque San José, de la ciudad capital.

En Soyapango, reconocieron el cadáver de Edwin Ramos, asesinado en el centro de esa ciudad.

Así mismo, la Fiscalía también reportó ayer en la tarde el asesinato de una persona en Ilobasco.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación