Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Dirigente sindical está acusado de agredir a niña

El detenido es secretario de uno de los sindicatos de la alcaldía de San Salvador

El sindicalista acusado es uno de los principales dirigentes del sindicato de Trabajadores Municipales Salvadoreños (Sitramus), una de los agrupaciones sindicales opositoras a la administración municipal de San Salvador. Foto EDH / Archivo.

El sindicalista acusado es uno de los principales dirigentes del sindicato de Trabajadores Municipales Salvadoreños (Sitramus), una de los agrupaciones sindicales opositoras a la administración municipal de San...

El sindicalista acusado es uno de los principales dirigentes del sindicato de Trabajadores Municipales Salvadoreños (Sitramus), una de los agrupaciones sindicales opositoras a la administración municipal de San Salvador. Foto EDH / Archivo.

El secretario del Sindicato de Trabajadores Municipales Salvadoreños (Sitramus), Cándido Martínez Franco, es procesado en un tribunal del Puerto de La Libertad por supuestos manoseos sexuales a una niña de nueve años en un rancho privado en la playa El Majahual.

Martínez Franco, quien trabaja en la Alcaldía de San Salvador, fue arrestado en flagrancia el 20 de septiembre pasado, luego que policías lo sorprendieran desnudo, con la pequeña dentro, de una habitación del rancho.

El Juzgado de Paz del Puerto de La Libertad resolvió, el 26 de septiembre pasado, que el dirigente sindical continuara detenido en las bartolinas de la policía del Puerto La Libertad hasta que sea llevado a la audiencia preliminar, en la cual, se determinará si es sometido a juicio por supuesta agresión sexual en la niña.

"El proceso se encuentra en la etapa de instrucción, en el Juzgado de Primera Instancia del Puerto de La Libertad, donde tenemos, hasta los primeros días de noviembre, para presentar la acusación y poder señalarse la audiencia preliminar", explicó Max Muñoz, jefe de la oficina fiscal del Puerto de La Libertad.

La madre de la niña, al denunciar el hecho, manifestó que la tarde del 20 de septiembre pasado su hija salió acompañada de una tía, quien se supone es amante de Martínez Franco, hacia un rancho privado en la playa El Majahual. Desde que llegaron al sitio, el sindicalista, supuestamente, se encerró en una habitación con la tía de la menor por "un buen rato", según ella.

Después, cuando la pequeña se encontraba sola, el acusado, presuntamente, le dijo que pasara a la habitación y ella se negó.

Entonces, el dirigente sindical le habría ofrecido cinco dólares para convencerla que entrara al cuarto, a lo que accedió la niña. Dentro de la habitación, el acusado le ofreció darle 10 dólares más si se dejaba hacerle lo que él quería, según el jefe fiscal.

Al ingresar a la estancia, Martínez la empujó hacia la cama y enseguida, supuestamente, empezó a manosearla en sus partes íntimas, según la denuncia. Posteriormente, el acusado se habría desnudado enfrente de la niña.

Mientras el acusado se encontraba dentro de la habitación, los vecinos llamaron a la policía para denunciar que en el rancho se estaba "cometiendo un ilícito en contra de una menor".

Los agentes de la Policía se presentaron al referido rancho, cuando llegaron, los vecinos les señalaron que en el "último cuarto estaba una persona adulta encerrada con una menor de edad".

Llega la Policía

Los policías llegaron a la última habitación del rancho, tocaron la puerta de la misma y Martínez Franco les abrió a los policías, pero este todavía se estaba vistiendo y los agentes observaron que dentro del cuarto estaba la niña.

El fiscal aseguró que la menor les relató a los agentes que "el señor la estaba acariciando, le estaba besando los labios e intentaba tener relaciones sexuales con ella". De inmediato fue detenido por los policías.

Sostuvo, el fiscal Muñoz, que la niña fue sometida a un peritaje sicológico y de sangre, con el cual se estableció que Martínez la había estado manoseando sexualmente.

"El facultativo de Medicina Legal en sus conclusiones manifiesta que el himen estaba íntegro de una forma regular, y por tanto, por eso es que no se le atribuyó la violación, sino que el delito de otras agresiones sexuales", señaló Muñoz.

El jefe fiscal considera que se cuenta con las evidencias suficientes que demuestran que el dirigente sindical abusó de la niña con fines sexuales.

"Está la declaración de la niña, principalmente, la documentación que ampara la edad de la niña, la entrevista de los agentes captores, tenemos el reconocimiento médico forense a la niña, prácticamente la investigación está bastante avanzada", detalló Muñoz.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación