Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Diputados suplentes marcados por nexos con narco

Tres diputados suplentes con fuero político han logrado evadir a la justicia salvadoreña

El exparlamentario Willian Eliú Martínez fue condenado a 29 años de cárcel por un Juzgado en Estados Unidos en enero de 2006, por delitos relacionados al narcotráfico. Foto EDH / Archivo

El exparlamentario Willian Eliú Martínez fue condenado a 29 años de cárcel por un Juzgado en Estados Unidos en enero de 2006, por delitos relacionados al narcotráfico. Foto...

El exparlamentario Willian Eliú Martínez fue condenado a 29 años de cárcel por un Juzgado en Estados Unidos en enero de 2006, por delitos relacionados al narcotráfico. Foto EDH / Archivo

Casi nunca se les vio sustituyendo a los titulares o discutiendo temas de país. No eran muy reconocidos en el ámbito político, salvo para sus amigos más cercanos que recuerdan su alto nivel de ostentación. La población menos sabía de ellos hasta que fueron acusados por la Fiscalía por estar ligados al narcotráfico en diferentes momentos desde 2003.

Aunque quizá ni se conocían entre sí, los diputados suplentes a la Asamblea Legislativa, Willian Eliú Martínez, Carlos Roberto Silva Pereira y Wilber Rivera Monge, coinciden en que han sido acusados por la Fiscalía de vincularse al narcotráfico y lavado de dinero aprovechando su fuero o inmunidad parlamentaria.

Teniendo como precedentes estos hechos, en adelante habrá un cambio importante. La Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia ha dictaminado que los diputados suplentes no pueden tener fuero más que para cuando sustituyen a los titulares y, mientras no sea así, pueden ser capturados por los delitos que cometan sin que sea necesario un antejuicio en la Asamblea.

La lentitud en la Asamblea para acelerar los procesos de desafuero y los trámites engorrosos en el sistema judicial, permitieron que dos de los tres parlamentarios no enfrentaran la justicia en el país y huyeran a otras naciones.

La última petición de antejuicio en la Asamblea Legislativa fue contra el diputado suplente de Chalatenango por Concertación Nacional (PCN), Rivera Monge. El Fiscal General, Luis Martínez, la presentó el pasado 29 de agosto. Dos semanas después, la Asamblea apenas había nombrado una comisión para valorar si procedía el desafuero o retiro de inmunidad.

Sin embargo, la Fiscalía le informó el pasado viernes a la Asamblea Legislativa que ya no es necesario el antejuicio porque Rivera no tiene fuero y, con base en la sentencia de la Sala de lo Constitucional, puede ser detenido como cualquier otro sospechoso.

La repentina orden de captura se realizó con base en la resolución de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema que establece "que ningún diputado suplente goza de fuero o inmunidad constitucional si no ha sido llamado a sustituir al titular", emitida el jueves anterior.

Rivera Monge es acusado, por supuestamente haber lavado $10 millones que se presume provenían del narcotráfico de las que la Fiscalía acusa también a Jorge Ulloa Sibrián, alias el Repollo.

Junto al parlamentario han sido procesados su esposa Aremis Leonor Sifontes Meléndez y su hijo Wilber Alexander Rivera Sifontes, también por lavado de dinero. Ambos fueron enviados a la cárcel mientras la Fiscalía encuentra más pruebas para acusarlos.

No es la primera vez que el referido diputado tiene problemas con la justicia. El 23 de julio de 2012 fue retenido por la Policía, acusado de haber atropellado a un agente policial e intentar arrollar a otros dos, pero la Asamblea lo favoreció (Ver nota aparte).

Silva Pereira en el limbo

El otro parlamentario acusado por el Ministerio Público por lavado de dinero y cohecho activo (soborno) fue Roberto Carlos Silva Pereira del PCN. El 29 de noviembre de 2006, la Asamblea Legislativa desaforó al exdiputado suplente después que una comisión especial estudió el caso durante tres meses. Silva Pereira no estuvo presente en el pleno.

El 26 de enero de 2007, la Cámara Primera de lo Penal ordenó su detención, pero ya Silva Pereira se le había escapado a la Policía.

Ese mismo día las unidades especiales de la Policía lo esperaban detener cuando llegara a su casa en una residencial en Santa Elena, donde permanecía su esposa y familiares. Nunca llegó.

Sin embargo, nueve meses después, fue arrestado en Anaheim, California, en una casa donde permanecía con una mujer que lo ocultaba.

Desde esa fecha, fue recluido en una cárcel de Florence, Arizona, desde donde ha pedido asilo político.

Hasta la fecha, ninguna autoridad salvadoreña se responsabiliza del proceso de deportación al que fue sometido tras su captura. Tampoco se ha hecho pública el supuesto proceso de asilo político que habría pedido.

El 6 de junio de 2011 fue la última vez que Silva estuvo en la Corte de Phoenix, según autoridades consulares. Las fuentes agregaron en esa ocasión, que no se ha logrado dar seguimiento al proceso debido a un bloqueo a la información que existe de parte de las autoridades consulares.

Silva Pereira también tiene cuentas legales pendientes con la justicia de Guatemala.

En el país vecino lo acusan de ser el autor intelectual del asesinato de tres diputados salvadoreños ante el Parlamento Centroamericano en febrero de 2007.

La esposa del exparlamentario, Nora Emely de Silva, sí fue condenada por lavado de dinero a siete años de cárcel. Meses atrás Nora Emely recobró su libertad tras haber cumplido su condena.

También el exdiputado por el desaparecido Partido de Acción Nacional (Pan), Willian Eliú Martínez, fue vinculado a delitos de narcotráfico.

Como en los otros dos casos de Rivera Mogne y Silva Pereira, también burló a la justicia y no fue procesado en el país. El exdiputado tiene un proceso abierto en el Juzgado de Instrucción de San Luis Talpa, en el cual ha sido declarado rebelde, ya que no compareció a la audiencia preliminar.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación