Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Dictan 30 años de cárcel a expolicía por homicidio

Vestido con su uniforme, llegó hasta la casa de la víctima, la sacó en ropa interior y luego le disparó.

Elenilson Romero Ayala estaba destacado en la Policía Rural de Zapotitán.

Elenilson Romero Ayala estaba destacado en la Policía Rural de Zapotitán.

Elenilson Romero Ayala estaba destacado en la Policía Rural de Zapotitán.

El Tribunal de Sentencia de Santa Tecla condenó a un expolicía a purgar 30 años de cárcel luego de haberlo encontrado culpable del homicidio del joven Héctor Arnulfo Martínez, cometido en el año 2009.

De acuerdo con los informes oficiales que contienen parte de la investigación, el exagente policial Elenilson Romero Ayala llegó hasta la casa de la víctima el 25 de octubre de 2009, junto a otros sujetos que también vestían uniforme de la corporación policial; pidieron a los familiares de Héctor Arnulfo que le indicaran que saliera porque necesitaban hablar con él; la víctima salió y se lo llevaron con ellos; minutos más tarde lo asesinaron a balazos.

El asesinato fue cometido sobre la calle principal de la colonia San Francisco, en el cantón Zapotitán, municipio de Ciudad Arce, departamento de La Libertad, poco antes de la 1:00 de la mañana.

Según familiares de Martínez, quien era apodado "El Tufo", ellos le insistieron a los policías que lo dejaran en paz, porque se lo llevaron hasta en ropa interior, ya que a esa hora ya todos dormían.

"Bueno y ustedes para dónde van, déjenlo, que el bicho no ha hecho nada malo".

Aunque caminaron detrás de Héctor Arnulfo y detrás de los policías, no lograron alcanzarlos, pero sí escucharon los tiros que lo mataron.

Minutos más tarde y pocos metros más adelante, los familiares que habían caminado siguiendo las huellas de oficiales y de su pariente encontraron a Héctor Arnulfo tirado en el suelo, boca abajo, con disparos en la cabeza.

Las pesquisas demostraron que algunos de los policías usaron gorros tipo navarone, portaban armas tipo pistola, revólver y también una escopeta. Además eran visibles las placas metálicas policiales sobre el uniforme. Romero Ayala estaba destacado en la Policía Rural del lugar.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación