Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Detienen a un sicario acusado de 18 asesinatos

Entre las personas a las que habría matado "el Baby" están un policía destacado en el Sistema de Emergencias 911

Salvador Méndez fue detenido ayer. Foto EDH / Huber Rosales

Salvador Méndez fue detenido ayer. Foto EDH / Huber Rosales

Salvador Méndez fue detenido ayer. Foto EDH / Huber Rosales

Durante nueve años Salvador Méndez Vásquez —supuesto cabecilla de la mara Salvatrucha que delinque en Santa Ana— huyó de las autoridades, quienes le atribuyen varios homicidios múltiples que causaron al menos 18 víctimas.

Entre las personas a las que habría matado "el Baby" están un policía destacado en el Sistema de Emergencias 911 y el hermano de este, quien era secretario del Juzgado Tercero de Instrucción de Santa Ana.

Junto a ellos fueron ultimadas sus respectivas esposas; una de ellas, según la Policía, estaba embarazada.

Esta masacre fue registrada el 25 de junio de 2010, en el cantón Comecayo del referido departamento.

La Policía informó que Méndez fue capturado la madrugada de ayer, en una vivienda de la colonia La Realidad, cerca de la zona donde fue cometida la masacre.

Al imputado, para quien tres juzgados habían girado seis órdenes de arresto, le decomisaron más de $750 en efectivo, una granada M-67; dos radiocomunicadores y dos porciones de marihuana.

Junto a él fueron detenidos dos supuestos colaboradores: Josué Bernal, de 19 años, y Katherin Navarro, de 20.

A ellos se les encontró un arma de fuego; varias porciones de marihuana y dos radiocomunicadores.

"Este era el único sujeto que nos faltaba capturar. Desde el 2006 se le seguía la pista y con él se está desarticulando a esta estructura de la MS que opera en Santa Ana", dijo un delegado de la corporación.Entre las personas a las que habría matado "el Baby" están un policía destacado en el Sistema de Emergencias 911

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación