Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Detienen por lavado de dinero a la madre de coyote salvadoreño

Fue arrestada tras indagación iniciada por reportes de operaciones bancarias sospechosas

Casa en el cantón Las Chinamas, municipio de Ahuachapán, donde ayer fue capturada Sonia del Carmen Morales de Mendoza, bajo cargos de lavado de dinero. Fotos EDH / Douglas Urquilla.

Casa en el cantón Las Chinamas, municipio de Ahuachapán, donde ayer fue capturada Sonia del Carmen Morales de Mendoza, bajo cargos de lavado de dinero. Fotos EDH /...

Casa en el cantón Las Chinamas, municipio de Ahuachapán, donde ayer fue capturada Sonia del Carmen Morales de Mendoza, bajo cargos de lavado de dinero. Fotos EDH / Douglas Urquilla.

Encontrar la casa de Sonia del Carmen Morales de Mendoza en el cantón Las Chinamas, municipio y departamento de Ahuachapán, es una tarea fácil. "Allí a la par de Correos", responden, los lugareños.

Morales de Mendoza es la mujer a quien la Fiscalía y la Policía señalan de haber lavado más de 18 millones de dólares en los años 1999, 2005, 2009 y 2010, según documentos que diversos bancos salvadoreños han proporcionado a la Fiscalía.

Ayer, a algunos vecinos de Las Chinamas no les sorprendió enterarse a media mañana de que Morales de Mendoza hubiese sido capturada bajo cargos de lavado de dinero procedente de actividades delictivas, por supuesto.

Y es que la mujer, además de ser muy conocida por vivir con aparentes comodidades económicas sin tener oficio conocido, le rodea la fama de ser la madre del coyote que llevó a la muerte a 18 salvadoreños que intentaban llegar a los Estados Unidos de manera ilegal.

Es la madre de Josué Alexander Guevara Morales, conocido como El Chande, en Las Chinamas, donde exactamente en el kilómetro 120 construyó una lujosa casa que lleva más de ocho años de estar abandonada.

El Chande fue condenado en septiembre de 2009, a purgar siete años de cárcel luego de que las autoridades le probaran su responsabilidad como traficante de personas,

Las autoridades comprobaron ante un tribunal que El Chande fue quien en marzo de 2006 se llevó a Marisela Cecibel Aristondo Canizález, Delmy Yanira Martínez Rodríguez, Juan Ángel Saldaña Martínez, José Alberto Esquivel Carrillo y Alirio Antonio Galicia García.

Esos cinco salvadoreños junto a 13 más, murieron cuando naufragó la lancha tiburonera en que se embarcaron en Puerto Ocós (Guatemala) hacia el puerto mexicano de Salinas Cruz.

Ese naufragio, donde murieron otras personas a parte de los 18 salvadoreños, conmocionó al mundo, tras conocerse el destino de más de 25 personas que iban en la lancha, de las cuales solo tres salvadoreños sobrevivieron, incluyendo uno de los colaboradores de El Chande.

Entre el revuelo causado por la captura de Morales de Mendoza, en el fronterizo cantón Las Chinamas, también se vio a una camioneta Toyota Prado con placas de Guatemala, que visitó a un pariente de la sospechosa, según comprobó El Diario de Hoy.

Operaciones sospechosas

Morales de Mendoza fue capturada en su vivienda, una casa mixta con detalles de lujo, aunque no como la de su hijo, la cual tiene piscina y muchos detalles como la colocación de lozas en la parte de la carretera, a lo largo del terreno donde está la casa.

De acuerdo con información tanto de la Fiscalía como de la Policía, la investigación comenzó a inicios de 2012 a raíz de varios reportes de operaciones sospechosas (ROS) que varios bancos les proporcionaron.

Las operaciones sospechosas son aquellas que realiza una persona sin justificar el origen legal del dinero que deposita en los bancos.

Mendoza de Morales hizo muchos depósitos bancarios de decenas de miles de dólares.

En Las Chinamas, al preguntar cuáles son las actividades de Morales de Mendoza, la mayoría responde: "Nada". Y por consiguiente las personas mencionan la relación familiar con El Chande y su lujosa vivienda que hoy luce en completo abandono.

En el apartado de profesión u oficio del documento único de identidad de Morales de Mendoza dice que ella se dedica a los oficios domésticos.

Un boletín de la Policía Nacional Civil (PNC) indica que la sospechosas solo estudió hasta 4o. Grado de educación primaria.

Morales de Mendoza tenía varios años de vivir sola en la casa que fue capturada. Hace algunos años se separó de su esposo, José Antonio cuya salud está muy quebrantada a causa de la diabetes, según afirman varios vecinos de Las Chinamas.

Investigarán más nexos

Hasta ayer, ni la Fiscalía ni la PNC habían informado de qué actividades ilícitas provenía el dinero blanqueado por Morales de Mendoza ni quiénes eran los verdaderos propietarios de los 18 millones de dólares movidos en las cuentas de varios bancos.

Pero aparte de la vivienda donde fue capturada, Morales de Mendoza, aparentemente, no vivía con más lujos, como suele ocurrir en estos casos: viajes de turismo, carros de lujo y otros gustos.

Los vecinos solo afirman que la mujer, a pesar de que no hacía nada, vivía aparentemente sin aflicciones económicas.

No obstante, de El Chande aseguran que era un coyote muy afamado por su efectividad en llevar a indocumentados a Estados Unidos.

En 2008, cuando tenía 26 años, El Chande cobraba seis mil dólares por cada persona que llevaba a Estados Unidos y a quienes no tenían efectivo, les aceptaba que le pagaran con propiedades, como ocurrió con varios de los 18 salvadoreños que murieron ahogados en el Pacífico, entre Puerto Ocós en Guatemala, y Salinas Cruz, de México, según una investigación realizada por El Diario de Hoy.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación