Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Detienen a empleados de Centros Penales

Entre los capturados hay tres custodios

ctv-wde-douglas-melendez-002

El fiscal general Douglas Meléndez participó en las capturas realizadas ayer en el penal de Mariona. | Foto por Porfirio Osorio

Cinco empleados de la  Dirección de Centros Penales fueron arrestados, este viernes, tras una investigación que determinó que habrían cometido los delitos de tráfico de objetos prohibidos y agrupaciones ilícitas.

Los capturados fueron identificados como Cristina López de Polanco, quien se desempeñaba como registradora penitenciaria, y José Roberto Barillas Arévalo, empleado administrativo  de las tiendas institucionales.

Junto con ellos fueron aprehendidos los custodios José Manuel Aguilera Hernández, José Óscar Palacios Rivera y César Yeovany Cruz García.

Las detenciones se llevaron a cabo en la oficinas centrales de la institución, así como en el presidio La Esperanza (conocido como Mariona), situado en Ayutuxtepeque, y en Apanteos, Santa Ana.

El operativo fue realizado  por la Policía y miembros de la Fiscalía, quienes fueron acompañados por el fiscal general Douglas Meléndez.

Además de arrestar a los empleados, las autoridades les notificaron a 36 reclusos del penal La Esperanza que serán procesados por el delito de  agrupaciones ilícitas.

Simultáneamente, la Policía realizó registros en algunos sectores de la cárcel porque se tenía información de que en esos lugares los reos ocultaban drogas.

Las investigaciones arrojan que los trabajadores penitenciarios actuaban en complicidad con los delincuentes desde hace un año aproximadamente.

Esta red introducía teléfonos, dinero, droga y armas de fuego a algunos reos del sector 5 del referido recinto.

“Estos elementos (los trabajadores) han defraudado al sistema penitenciario, por lo cual solicitamos que se les aplique todo el peso de la ley. penal.”, dijo en un comunicado la Dirección de Centros Penales.

El domingo anterior, el agente penitenciario José Baudilio Moreno Beltrán fue descubierto por sus compañeros cuando pretendía introducir objetos ilícitos a la Granja de Ilobasco, en Cabañas.

El paquete que le decomisaron a Beltrán sería entregado a reclusos que pertenecen a la mara Salvatrucha.

Entre los artículos prohibidos había seis teléfonos celulares completos, igual número de chips, baterías y cargadores para los aparatos.

Recientemente, el titular de Centros Penales, Rodil Hernández, aseguró en una entrevista que una veintena de exempleados de la institución purgan condenas por facilitar el ingreso de artículos ilícitos a las cárceles.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación