Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Detienen a dos vigilantes privados por homicidio en Santa Tecla

La víctima estuvo departiendo en un bar en Santa Tecla y por no pagar la cuenta ambos lo habrían vapuleado y matado.

Rescatistas de la Cruz Roja atienden a una señora que sufrió golpes leves tras el accidente. Foto EDH / César AvilésLos hechos se originaron luego que la víctima no pagara la cuenta en un bar tecleño. Foto EDH / Archivo

Rescatistas de la Cruz Roja atienden a una señora que sufrió golpes leves tras el accidente. Foto EDH / César AvilésLos hechos se originaron luego que la víctima...

Rescatistas de la Cruz Roja atienden a una señora que sufrió golpes leves tras el accidente. Foto EDH / César AvilésLos hechos se originaron luego que la víctima no pagara la cuenta en un bar tecleño. Foto EDH / Archivo

Dos vigilantes privados, que trabajan para un restaurante situado en el Paseo El Carmen, en Santa Tecla, La Libertad, fueron detenidos ayer por la Policía por estar acusados de raptar a uno de los clientes del referido negocio y luego asesinarlo.

Según fuentes policiales, los acusados fueron identificados como José David Guzmán y Juan Israel Zúniga.

Ambos, según la Policía, habrían cometido el hecho la noche del 27 de septiembre del año pasado.

La víctima, Cristian Lisandro Colato Valencia, estuvo departiendo en el lugar, pero según las autoridades, a la hora de pagar la cuenta se percató de que no le alcanzaba el dinero.

"Se percata de que no andaba el dinero suficiente para pagar la cuenta y es ahí donde él (la víctima) quiere llegar a un acuerdo con el encargado del negocio, pero se da un altercado con los vigilantes y el pleito termina en que los vigilantes lo suben a un microbús, se lo llevan, lo amarran, lo golpean y finalmente lo matan", dijo una fuente de la Policía.

Al parecer, los vigilantes anduvieron en el microbús con la víctima dando vueltas por varias zonas de Santa Tecla, por alrededor de 45 minutos.

Después de la golpiza, al no saber qué hacer con él, decidieron asesinarlo, aseguran las fuentes policiales.

El homicidio habría sucedido en el afán de que él no los denunciara. Tras supuestamente asesinarlo a balazos, lo fueron a tirar en los alrededores del Redondel Luis Poma, calle Antigua a Huizúcar.

La Policía afirma que los custodios ya tenían antecedentes por disparos al aire.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación