Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Detienen a cinco acusados de matar a bebé en San Pedro Perulapán

En el hecho también asesinaron a su madre y a su abuelo de 63 años. El abuelo de la niña era residente estadounidense. Las autoridades aún no han determinado el móvil del triple asesinato

ctv-h07-bebe-asesinada

Esta fotografía corresponde al 10 de agosto pasado, un día después de las muertes de la niña y sus familiares. | Foto por Archivo

Cinco pandilleros han sido capturados bajo los cargos de haber  asesinado a una bebé de ocho meses de edad, a su madre y su abuelo de 63 años, informó la Fiscalía General.

El triple homicidio se registró la madrugada del 9 de agosto en el cantón Tecomatepeque, en San Pedro Perulapán, Cuscatlán.

Las detenciones de Óscar Antonio Hernández Mendoza, Edwin Hernández, Jonathan Alexander Álvarez Mendoza, David Antonio Quijano Barrera, y José Armando Álvarez Raymundo; fueron ordenadas por la oficina fiscal de Cuscatlán.

Las autoridades fiscales le atribuyen a los detenidos ser integrantes de la pandilla 18 que se auto denominan Revolucionarios.

Durante las investigaciones fiscales y policiales se pudo establecer con suficiente evidencia que los detenidos son los responsables de las muertes de la niña, su madre Sara Carolina Raymundo Soto, de 32 años  y su abuelo José Gilberto Raymundo, de 63, y quien hacía 10 días había llegado de Estados Unidos para visitar a su familia. Tenía varios años de residir en ese país.

Las autoridades fiscales no han establecido los móviles del triple homicidio. Sin embargo, durante las investigaciones se manejaron varias hipótesis como por ejemplo que  Sara Carolina sería pareja de un pandillero de la zona y éste llegaba los fines de semana a departir con ella y su familia.

También, algunos vecinos manifestaron el día de los hechos de que pudo tratarse de alguna envidia que podrían haberle tenido a José Raymundo por residir en Estados Unidos.

En los próximos días, la ofician fiscal de Cuscatlán pondrá a disposición de los tribunales de justicia a los cinco detenidos para que enfrenten la justicia por el triple asesinato.

Abuelo era sostén                         de la familia
José Raymundo se encontraba descansando en una hamaca en el corredor de la casa cuando de forma repentina aparecieron al menos 10 hombres con apariencia de pandilleros y armados de escopetas y pistolas. Los criminales comenzaron a dispararle a José Raymundo, quien murió de inmediato.

Al escuchar los disparos,  Sara Carolina toman entre sus brazos a su hija para escapar del ataque armado. Sin embargo, la mujer pudo correr unos diez metros antes de ser alcanzado por varios de los delincuentes, quienes le hicieron una serie de disparos que acabaron con su vida y la de su hija de ocho meses.

En la vivienda habían otras dos personas adultas y cinco niños, quienes lograron escapar para ponerse a salvo del ataque.

Vecinos manifestaron el día de los hechos que José Raymundo era el sostén de la familia, ya que con frecuencia les enviaba ayuda económica.

Las muertes de la bebé, su madre y su abuelo consternaron a los residentes del cantón Tecomatepeque, quienes coincidieron en que los integrantes de la familia Raymundo eran tranquilos, se llevaban bien con sus vecinos y nunca tuvieron problemas con ellos.

Además, los residentes manifestaron estar sorprendidos  por el triple homicidio, y en especial el de la niña; porque nunca se había registrado un hecho de violencia de tal naturaleza en el referido cantón.

San Pedro Perulapán, un municipio violento
Este municipio es uno de los más violentos del país, según cifras del Instituto de Medicina Legal. En mayo se registraron 11 homicidios, al siguiente mes se duplicó, es decir, hubo 22 crímenes, pero en julio tuvo una reducción, 10 muertes violentas en el mes.

Sin embargo, San Pedro Perulapán fue el segundo municipio más violento durante julio, según la tasa por cada 100 mil habitantes.  En julio, ese municipio registró 22 crímenes por cada 100 habitantes. 
   

A principios de agosto, la violencia en el referido poblado se recrudeció. La mañana del cuatro de agosto, pandilleros asesinaron a cuatro pasajeros de un bus de la ruta 144 que hacer recorrido hacia San Pedro Perulapán. Entre los muertos había un cabo de las Fuerzas Especiales del Ejército. Además, otros diez pasajeros resultaron heridos en el ataque armado.

Otra masacre se registró el 31 de julio pasado en el cantón La Esperanza. Pandilleros atacaron una fiesta de cumpleaños, donde murieron una niña de seis años y dos jóvenes.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación