Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Detectan red de narcomenudeo en penal de Gotera

Autoridades hallan en cárcel de Morazán más de 600 porciones de marihuana tras asesinato de reos

Las autoridades informaron que la droga estaba escondida en el sector donde el martes pasado asesinaron a dos reclusos que purgaban condenas por homicidio. Foto EDH / ARCHIVO

Las autoridades informaron que la droga estaba escondida en el sector donde el martes pasado asesinaron a dos reclusos que purgaban condenas por homicidio. Foto EDH / ARCHIVO

Las autoridades informaron que la droga estaba escondida en el sector donde el martes pasado asesinaron a dos reclusos que purgaban condenas por homicidio. Foto EDH / ARCHIVO

Un día después de que dos reclusos del penal de San Francisco Gotera, en Morazán, fueran asesinados por otros internos, las autoridades realizaron ayer una requisa en el sector seis, donde fue cometido el doble homicidio.

Mientras las autoridades buscaban evidencia para esclarecer las muertes de Armando Paz Orellana y Manuel Rodríguez, fueron localizadas más de 600 porciones de marihuana.

Por la cantidad de droga hallada, las autoridades no descartaron la posibilidad de que pueda haber una red de narcomenudeo que opera en el recinto.

Hasta el cierre de esta nota, no se había determinado el peso de la sustancia ilícita ni el precio de la misma.

Además de la marihuana, también fueron decomisados 27 teléfonos celulares con sus respectivos accesorios.

Parejas de los reos fueron atacadas en Usulután

La tarde del martes, unas horas después de que los reos murieran vapuleados y heridos con armas blancas, las esposas de ambos fueron atacadas a balazos frente a Medicina Legal de Usulután, cuando iban a reclamar los cadáveres.

La pareja de Armando Paz, Jaqueline Lisset Mejía, de 28 años, pereció cuando era trasladada a un centro asistencial, mientras que la otra señora sobrevivió y permanece hospitalizada.

Las autoridades no han logrado establecer los móviles de los homicidios, pues durante la requisa no encontraron evidencias que permitan establecer quiénes participaron en los crímenes.

Se sabe que los reclusos estaban purgando condenas por el delito de homicidio y en el sector donde ambos estaban presos, hay 138 reos que podrían estar involucrados.

"Hemos escuchado rumores de que estaban vinculados a unas violaciones y crímenes, pero no se sabe nada en concreto. Puede ser que tenga que ver con extorsiones que no fueron entregadas y creemos que los casos de los mareros y sus mujeres podrían estar vinculados", señaló un investigador.

Se presume que las víctimas residían en un barrio usuluteco donde hay una alta incidencia delictiva.

Extrañamente los cadáveres de los reclusos fueron llevados para su respectiva autopsia a la morgue de Medicina Legal de Usulután, a pesar de que quienes mueren en Morazán, siempre son llevados a la sede de San Miguel, porque es la que está más cerca. La Policía dijo desconocer la razón por la que llevaron los cuerpos a Usulután.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación