Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Detectan a 26 mareros infiltrándose en la FAES

Su objetivo era robar armas y entrenarse militarmente

Los soldados siguen ejerciendo labores de apoyo a agentes policiales en las calles. Foto EDH/Archivo

Los soldados siguen ejerciendo labores de apoyo a agentes policiales en las calles. Foto EDH/Archivo

Los soldados siguen ejerciendo labores de apoyo a agentes policiales en las calles. Foto EDH/Archivo

El ministro de Justicia y Seguridad Pública, Ricardo Perdomo, reveló el viernes, durante la entrevista concedida al programa Frente a Frente de Telecorporación Salvadoreña (TCS), que la Fuerza Armada detectó a 26 pandilleros que pretendían enrolarse en el Ejército con propósitos ilegales, pero que estos fueron rechazados.

"Hace poco, de parte de la Oficina de Reclutamiento de la Fuerza Armada lograron identificar y detener a 26 pandilleros que estaban entrando a la Fuerza Armada y confesaron que era parte de la estrategia de las pandillas, meterse, recibir entrenamiento y después robarse el arma y los uniformes", declaró Perdomo.

Sostuvo que lo anterior es parte de la penetración institucional que buscan las pandillas al pretender "meterse en organizaciones sociales, organizaciones empresariales, en instituciones como la Policía, la Fuerza Armada y como la Academia de Policía".

El Viernes Santo, un exsoldado del Comando de Fuerzas Especiales de la Fuerza Armada fue capturado después de haber atacado a balazos a una patrulla de Policías en San Pedro Perulapán, Cuscatlán.

A principios de la Semana Mayor, un investigador Antiextorsión de la Policía fue capturado por sus compañeros por estar extorsionando a empresarios en Tacuba, Ahuachapán, y por tener vínculos con una pandilla que operaba en ese municipio.

El ministro Perdomo reveló que las pandillas están obteniendo armamento de guerra de varias fuentes de abastecimiento para utilizarlas en el cometimiento de sus hechos delictivos.

Aseguró que tienen información de inteligencia estatal sobre que esos grupos estarían recibiendo armamento de guerra y hasta droga de parte de Los Zetas desde México. Además las obtienen en el mercado negro en Honduras y Guatemala o se las roban a policías y vigilantes.

Reveló que recientemente fue capturada una persona que les había vendido 15 fusiles M-16 a los pandilleros. Cada fusil fue vendido a 1,700 dólares en el sector del mercado Central de San Salvador.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación