Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Desligan a Nieto de arbitraje en caso D. Holguín

Afirman que diseño original del tramo dos del referido bulevar no fue cambiado en su administración

La defensa de Jorge Nieto expuso ante el tribunal que en su gestión no se dirigió arbitraje.

La defensa de Jorge Nieto expuso ante el tribunal que en su gestión no se dirigió arbitraje.

La defensa de Jorge Nieto expuso ante el tribunal que en su gestión no se dirigió arbitraje.

La defensa del exministro de Obras Públicas, Jorge Nieto, lo desligó ayer del arbitraje en el que el país se vio obligado a pagar una suma millonaria al asocio Copreca-Linares, por aumentar los costos al cambiar el diseño original de la construcción del tramo dos del bulevar Diego de Holguín.

En su quinto día de audiencia preliminar, el abogado de Nieto, René Castellón, explicó ante el Juzgado 5o. de Instrucción que dicho arbitraje no era controlado por su cliente, ya que era responsabilidad del Fiscal General de la República.

En septiembre de 2013, el Ministro de Obras Públicas, Gerson Martínez, afirmó que la obra fue adjudicada en la administración de David Gutiérrez (2004-2006), en tanto que los arbitrajes para modificar el contrato se produjeron en el tiempo de Nieto (2006-2009).

El arbitraje del Tramo II del bulevar Diego de Holguín, que para las actuales autoridades de Obras Públicas tiene muchas dudas, fue avalado en 2007 por el entonces presidente de la Corte de Cuentas de la República, Hernán Contreras, quien dio su visto bueno para modificar la cláusula del contrato que impedía hacerlo, con el fin de terminar la obra en litigio y evitar un largo y lento proceso judicial.

El laudo arbitral

La empresa Concreto Preesforzado de Centroamérica (Copreca) inició un arbitraje contra el MOP por el tramo II del bulevar Diego de Holguín.

Copreca era la encargada de construir el tramo, tras ganar la licitación junto a la constructora Linares, S.A. de C.V. Sin embargo, en junio de 2007 —dos años después de iniciar— suspendió los trabajos porque la alcaldía de San Salvador se opuso a que se construyera en un área natural protegida que estaba bajo su administración.

Casi un año y medio después, en marzo de 2008, el asocio Copreca-Linares reanudó los trabajos, pero luego volvió a suspenderlos en enero de 2009, en medio de agrias disputas con la administración del MOP de esa época, a la que exigía más dinero por el encarecimiento que habían tenido los materiales de construcción.

En marzo de 2009, luego de varios tratos directos con Copreca y de agotar el periodo de audiencias, el MOP declaró la caducidad del contrato con Copreca-Linares.

Inicialmente, en la época de David Gutiérrez al frente del MOP, la carretera fue adjudicada a dos empresas por 46 millones 38 mil 392.56 dólares.

El tramo I fue adjudicado a M&S por $20 millones 773 mil 956.74 y el tramo II fue adjudicado a Copreca-Linares por $25 millones 652 mil 957.16.

Sin embargo, el tramo II comenzó a tener problemas y se paralizó al incursionar en un área natural considerada como protegida por la comuna de San Salvador.

Por los retrasos, Obras Públicas condenó con multas por diferentes motivos a la empresa constructora, por ejemplo: incumplimiento en la obligación contractual por el retiro de maquinaria, incumplimiento por la obligación contractual respecto a la gestión de adquisición de derechos de vía.

Eso obligó a una disputa legal que terminó en un rediseño y en un arbitraje para reanudar la construcción con Copreca-Linares.

El arbitraje fue a favor de la constructora por las obras paralizadas por $5 millones 47 mil 59, pero luego de varios meses no concluyó la carretera, por lo que Nieto le caducó el contrato a la constructora y le ejecutó las fianzas de garantía del proyecto.

Debido a dichos argumentos, el abogado Castellón explicó que en la acusación de la Fiscalía, desde las pagina 6 a la 65 se describen irregularidades de otra gestión anterior a la de Nieto. "Eso no es atribuible a don Jorge, ni actividades que le correspondía a otro. En el laudo arbitral el único que podía controlarlo era el Fiscal General de la República", dijo Castellón.

Agregó que durante ese arbitraje "habían fiscales que al único que obedecían era al Fiscal general, no podía ser atribuidos al exministro cualquier decisión", añadió el abogado. Castellón explicó al tribunal que Nieto no tuvo nada que ver con cambiar el diseño original del proyecto en la Diego de Holguín, tampoco en avalar el desvío inicial del diseño de la obra, decidir someter el caso a arbitraje ni a controlar dicho laudo arbitral.

La audiencia preliminar continuará el lunes.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación