Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Defensa de Flores denuncia que juez le niega informe

Juez se ha negado a entregar el oficio en que se designa el tribunal que hará el juicio

ctv-xuq-francisco-flores23

Defensa se queja de que juez Séptimo de Instrucción no quiere entregarles el documento en el que transfiere el proceso del caso Flores al Tribunal Quinto de Sentencia. | Foto por elsalvador.com

La defensa del expresidente Francisco Flores se quejó de que el Juez Séptimo de Instrucción se negó a entregarles  copia del documento en el que se  designa el tribunal que juzgará a su cliente.

 

“Hay un informativo emitido por la Corte Suprema de Justicia que indica cuál es el trámite (a seguir para la designación del tribunal) pero el Juez dijo que no lo entregaría”, afirmó el abogado Luis   Edgar Morales Joya.


El juez Miguel Ángel García alegó que la defensa no le había establecido si requería una copia simple o una certificación del mismo documento, según explicó el defensor.


“En la solicitud nosotros le pedíamos una copia simple pero él, a pesar de ser los defensores, nos indicó que debíamos establecer cuál era el legítimo interés de obtener ese documento”, explicó Morales Joya.


El juez en mención, tampoco  les  quiso entrega de una copia del audio que se grabó en la audiencia preliminar (antes del juicio).


“Obviamente, la grabación sirve para demostrar que no se realizó un acto de tal o cual forma”, dijo el abogado.


Sin embargo, el juez  les declaró “no a lugar” la petición de la grabación de la audiencia que hicieron, tras aludir que ese material no era parte del proceso, cuando el Código Procesal establece que sí.


En ese sentido, la defensa ha vuelto a solicitar  el documento al juez  que dirigió al Tribunal Quinto de Sentencia,  para verificar si se ha cumplido con el instructivo que la Corte Suprema de Justicia  ha dictado para ese propósito.


Asimismo le han vuelto a solicitar la grabación de la audiencia preliminar y le han establecido los fundamentos que los faculta y para qué fines.


Morales Joya afirmó que le parece extraña la actitud que el juez García ha tomado con la defensa del exmandatario Flores, si siempre ha estado abierto a cualquier petición de los periodistas, la Fiscalía e incluso los abogados querellantes, tomando en cuenta que el proceso no tiene reserva.


“La querella ha pedido cuantas copias ha considerado convenientes y se las ha entregado, porqué particularmente con la defensa, esa negativa”, cuestionó Morales Joya.


En ese sentido, el profesional afirmó que será una situación que deberá ser analizada.


Acumulación de delito
Otra circunstancia que sigue preocupando a la defensa, es la acumulación de oficio de un nuevo delito ( lavado de dinero) que el Juez Séptimo de Instrucción, Miguel Ángel García, hiciera a última hora al  expresidente Francisco Flores. 


El abogado del exmandatario, afirmó que los acusadores particulares  (querella) solicitaron  al juez  que Flores fuera procesado además de lavado de dinero.


Pero el juez García rechazó la petición de los querellantes tras alegar que no había  suficiente argumentación para vincularlo a ese delito, por tal razón  “se declara sin lugar la petición de la querella en vista de que la actuación solicitada no es aplicable, ni procedente en el presente”, aclara García.

 Sin embargo, más  adelante y con los mismos fundamentos  de la querella, según el abogado Morales Joya,  el juez séptimo de Instrucción le suma el nuevo delito (lavado de dinero) al expresidente, pero no porque los acusadores se lo hayan fundamentado sino a su criterio.


La Fiscalía acusó a Flores de peculado, enriquecimiento ilícito y desobediencia a particulares pero no de lavado de dinero.  “El juez alega que tiene la facultad de modificar las calificaciones de los hechos, pero no lo faculta a incluir nuevos hechos o delitos a un procesado”, dijo el defensor.


Añadió que el juez en su condición pudo haber cambiado los delitos que la Fiscalía y la querella le habían hecho por otro ilícito, pero no agregarle uno nuevo, como lo ha hecho. 


Además de estar imposibilitado, el juez separa los hechos, en que a su juicio el procesado cometió el ilícito, en los diez millones de dólares  depositados en un banco de Costa Rica y en los 5 millones de dólares de los que se desconoce su destino. 


 Contradictoriamente, el juez García, el 27 febrero, como orientación a las partes, les advertía  que todos los hechos que constaban en los expedientes contra el exmandatario  se adecuaban más a un posible lavado de dinero y activos y no por los delitos por los cuales estaban acusándolo.

“Para mi (juez) no es peculado ni enriquecimiento ilícito sino lavado, eso sí lo podía hacer  el juez, pero ahora resulta que le deja peculado y le incluye lavado”, con lo que habría una evidente contradicción, estima Morales Joya.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación