Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Defensa del ginecólogo pide que lo exoneren de cargos

El Juzgado Quinto de Paz de San Salvador ordena ayer que sea procesado en libertad

El médico ginecólogo fue recibido por familiares y amigos, tras salir de las bartolinas policiales.

El médico ginecólogo fue recibido por familiares y amigos, tras salir de las bartolinas policiales. | Foto por Miguel Villalta

El médico ginecólogo fue recibido por familiares y amigos, tras salir de las bartolinas policiales.

“No tengo que probar nada, me siento tranquilo. Las pruebas han caído por su propio peso”, declaró el médico ginecólogo Alejandro Guidos Reyes al dejar las bartolinas policiales en la Subdirección de Tránsito, ayer por la tarde.

El Juzgado Quinto de Paz de San Salvador ordenó que el galeno sea procesado en libertad tras ser acusado en el caso de suplantación un bebé en un hospital privado de San Salvador.

Guidos salió casi al mismo tiempo que trascendió la noticia de que el niño fue hallado bajo el cuidado de otra familia que también tuvo un bebé en el mismo hospital y todo fue producto de una confusión tras el alumbramiento.

Después de saberse que el bebé había aparecido, el defensor del médico, Martín Morales, solicitó a la Fiscalía General de la República y a los abogados acusadores que pidan la exoneración de cargos en su contra de su cliente.

Morales señaló que su Guidos Reyes no participó del error de haber intercambiado a bebés, sino que su labor fue asistir el parto e inmediatamente entregarlo al médico pediatra.

Guidos indicó que seguirá su camino “hasta que me den el sobreseimiento definitivo” o exoneración definitiva de cargos.

El juzgado Quinto de Paz impuso restricciones al médico ginecólogo mientras avanzan las diligencias del proceso. Una de ellas es que deberá presentarse cada 15 días al referido tribunal y no puede salir del país.

Según la acusación de la Fiscalía General, Guidos Reyes está siendo procesado por la presunta suplantación y alteración del estado familiar.

La Jueza consideró que las pruebas con las que contaba la Fiscalía no eran lo suficientemente fuertes y recomendó realizar nuevos interrogatorios al personal que atendió el parto.

Por su parte, los representantes del Ministerio Público señalaron que “respetaban la decisión de la jueza, pero que no la compartían” porque había suficientes elementos contra el galeno, pero que analizarían la resolución dada y así interponer los recursos pertinentes.

La fiscal Dinora de Sigüenza declaró anoche que el médico tiene presunta responsabilidad porque fue él quien firmó los plantares del niño.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación