Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

DAN San Miguel infiltrada por el narcotráfico

El jefe de la referida división policial en San Miguel y siete policías acusados de colaborar con narcotraficantes

Policías allanan el Juzgado Antimafia de Sentencia de San Miguel. Foto EDH / Carlos Segovia.

Policías allanan el Juzgado Antimafia de Sentencia de San Miguel. Foto EDH / Carlos Segovia.

Policías allanan el Juzgado Antimafia de Sentencia de San Miguel. Foto EDH / Carlos Segovia.

La mayor parte de los policías asignados a la División Antinarcóticos (DAN) en la zona Oriental fueron capturados porque habrían colaborado con una red de narcotraficantes que se supone era dirigida por José Enrique Torres, quien fue procesado en el año 2009 por su supuesta vinculación con la banda de Los Perrones.

Entre los arrestados se encuentra el cabo de la Policía José Mayén Rodríguez Torres, quien era el jefe de la referida sección especializada situada en San Miguel.

El jefe de la Unidad Antinarcóticos de la Fiscalía Jorge Cortez explicó que los ocho policías "tenían una estrecha vinculación con delitos relacionados con las drogas".

Agregó que estos agentes especializados les "facilitaban a los miembros de la estructura, les limpiaban (retiraban a los policías) los lugares donde se iban a desarrollar las actividades delictivas y les ponían en conocimiento de algunas investigaciones que se estaban desarrollando desde la DAN para la zona Oriental", dijo Cortez.

Aseguró que Torres, quien es uno de los detenidos, tenía como colaborador a Luis Edgardo Franco Arévalo, un supuesto pandillero que se encargaba de gestionar el envío de cocaína desde Panamá hacia El Salvador. La droga era enviada a Estados Unidos a través de encomiendas.

"El mercado no solo lo tenían a nivel internacional, también abastecían el mercado de San Salvador y para ello utilizaban a una señora identificada como Rubia del Carmen Arévalo", dijo Cortez.

Agregó que paradójicamente, Rubia del Carmen, se abastecía de cocaína de pandilleros de la mara 18 de la zona Oriental y la traía a San Salvador para vendérselas a los integrantes de la mara Salvatrucha (MS) de Ciudad Futura en Apopa.

El jefe fiscal sostuvo que Franco Arévalo y otros integrantes de la red de narcotráfico, habrían sido favorecidos con la exoneración de cargos por parte de los tres jueces Antimafia, para quienes la Fiscalía ha pedido que sean desaforados por estar acusados de recibir sobornos en el sistema judicial.

Señalan a Franco Arévalo de ser el "negociador con jueces y abogados para liberar o disminuir las penas de prisión a sus socios".

Cortez aseguró que este supuesto pandillero tenía una estrecha amistad con la empleada del Juzgado Antimafia de Instrucción de San Miguel Marlyn Carballo Flores.

En el último año les decomisaron 20 kilos de cocaína y varios de sus integrantes capturados en flagrancia.

Otros cuatro policías destacados en La Unión serán acusados de tener vínculos con la pandilla 18. A los policías los acusan de revelar información de personas protegidas.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación